martes, 31 de julio de 2007

"El Decamerón"


Título original: Il Decameron.
Año: 1971.
Nacionalidad: Italia.
Dirección y guión: Pier Paolo Pasolini.
Basado en el libro: "El Decamerón" de Giovanni Boccaccio.
Productor: Alberto Grimaldi.
Música: Ennio Morricone y Pier Paolo Pasolini (No acreditado).
Reparto: Franco Citti (Ciappelletto), Ninetto Davoli (Andreuccio de Perusa), Jovan Jovanovic (Rustico. Escenas eliminadas), Vincenzo Amato (Masetto de Lamporecchio), Angela Luce (Peronella), Giuseppe Zigaina (Monk), Gabriella Frankel, Vincenzo Cristo, Pier Paolo Pasolini (Maestro de Giotto), Giorgio Iovine, Salvatore Bilardo, Vincenzo Ferrigno (Giannello), Luigi Seraponte, Antonio Diddio, Mirella Catanesi, Vincenzo De Luca, Erminio Nazzaro, Giovanni Filidoro, Lino Crispo, Alfredo Sivoli, Guido Alberti (Musciatto, comerciante rico), Giacomo Rizzo, E. Janotta Carrino, Vittorio Vittori (Don Gianni), Gianni Rizzo (Padre superior), Adriana Donnorso,
E. Maria De Juliis, Patrizia De Clara (Monja), Guido Mannari, Michele Di Matteo...


Primera entrega de la "Trilogía de la Vida" de Pasolini, que se completaría con "Los cuentos de Canterbury" y "Las mil y una noches".

Basada en "El Decamerón" de Boccaccio. Pasolini recrea con su brillante estilo los cuentos eróticos y divertidos de esta obra universal. La película empieza con el cuento de Andreuccio de Perusa, que se deja convencer por unos ladrones de expoliar el cadáver de un arzobispo, para quitarle un rubí. Otros cinco de los nueve cuentos están dedicados a temas licenciosos. Por ejemplo el de Masetto da Lamporecchio, un hortelano que se finje sordomudo y mentecato para entrar al servicio de las monjas de un convento y experimentar con ellas las delicias del lecho compartido.


Ahora, haré un análisis del argumento de cada cuento. Si no has visto la película no lo leas.

Un hombre llamado Ciappelletto, asesina a otro tipo, y tira su cadáver por un barranco.
A Andreuccio de Perusa, llegado a Nápoles a comprar caballos, le suceden en una noche tres graves desventuras, y salvándose de todas, se vuelve a casa con un rubí.
Ciappelletto, que está entre una multitud que escucha a un hombre que cuenta un cuento, muy semejante al que viene a continuación. Ciappelletto, empieza a meter las manos en los bolsillos de la gente y sacarles dinero.
Masetto de Lamporecchio se hace el mudo y entra como hortelano en un convento de monjas, que porfían en acostarse con él.

Peronella mete a su amante en una tinaja al volver su marido a casa; la cual habiéndola vendido el marido, ella le dice que la ha vendido ella a uno que está dentro mirando a ver si le parece bien entera; el cual, saliendo fuera, hace que el marido la raspe y luego se la lleve a su casa.
El seor Cepparello engaña a un santo fraile con una falsa confesión y muere después; y habiendo sido un hombre malvado en vida, es, muerto, reputado por santo y llamado San Ciappelletto.
Micer Forense de Rábatta y el maestro de Giotto, pintor, viniendo de Mugello, mutuamente se burlan de su mezquina apariencia. Llegan a la ciudad, con la intención de que el maestro de Giotto pinte un cuadro en una iglesia de unos frailes.
Ricciardo Manardi es hallado por micer Lizio de Valbona con su hija, con la cual se casa, y con su padre queda en paz.
El maestro de Giotto llega tarde a comer con los frailes. Al sentarse a comer, come lo más rápido posible para volver a pintar el cuadro.
Los hermanos de Lisabetta matan a su amante; éste se le aparece en sueños y le muestra dónde está enterrado; ella ocultamente le desentierra la cabeza y le pone en un tiesto de albahaca.
Don Gianni, a instancias de compadre Pietro hace un encantamiento para convertir a su mujer en una yegua; y cuando va a pegarle la cola, compadre Pietro, diciendo que no quería la cola, estropea todo el encantamiento.
El maestro de Giotto continua, junto a sus ayudantes, pintando el cuadro.
Dos sieneses aman a una mujer comadre de uno, muere el compadre y vuelve al compañero según la promesa que le habían hecho, y le cuenta cómo se está en el más allá.
El maestro de Giotto ha finalizado su cuadro, y brinda con sus ayudantes el haber terminado con éxito su trabajo.



A pesar de que los cuentos suceden en este orden, en la primera parte del cuento del maestro de Giotto aparecen los personajes de Lizo de Valbona, su hija y su mujer, y en los cuentos de Don Gianni y en el de los dos amigos y la comadre, aparece también el personaje del maestro de Giotto (interpretado por Pasolini), en el primero aparece mirando hacia Don Gianni y el compadre Pietro, y en el segundo sale en la mitad del cuento, teniendo un sueño en el que aparece la Vírgen, y una especie de Infierno, donde la mayoría de la gente esta desnuda.

Pasolini hizo su guión, escogiendo 9 cuentos de los 100 que compone el libro de Boccaccio. Hizo un guión bastante bueno, y uno de sus mejores trabajos, tanto como guionista como director. En mi opinión, esta es la mejor de las 3 películas que compone "La trilogía de la vida" de Pasolini.
La ambientación de la película es muy buena, recrea estupendamente la época en la que se basan los cuentos.
La película, en su época, fue calificada de pornográfica. Una salvajada eso, ya que es más bien erótica, y un tipo de película erótica diferente, ya que, en esta y en las otras 2 de esta trilogía, los desnudos y el sexo son presentados de una forma más natural, que no va con intención de que el espectador se excite, sino que te lo muestran como algo normal. Son personajes muy reales, y como a la gente real les gusta el sexo, por lo que Pasolini (fielmente al libro) te lo muestra de forma que se pueda ver tranquilamente.
Una escena que destacaría, es en la que el maestro de Giotto (interpretado por Pasolini), va a comer con los frailes, cuando estos van a hacer la señal de la cruz antes de comer, Pasolini se lleva la mano también a la cabeza, como si fuera a hacer la señal, pero en realidad solo va a rascarse la cabeza, un símbolo del ateismo de Pasolini.

El reparto de esta película fue encabezado por actores Pasolinianos (como Franco Citti, Ninetto Davoli, Silvana Mangano y Vittorio Vittori) por algunos (pocos) actores que ya habían trabajado en más películas (como Gianni Rizzo, actor de spaghetti westerns), y los demás eran actores no-actores.
Los actores fueron escogidos por Pasolini y por Ninetto Davoli, de la forma más curiosa. Cuando Pasolini y Davoli, veian por la calle alguna cara que les pareciera que pudiera ser un actor para la película, Davoli se le acercaba para preguntarle por ejemplo que como se iba a tal sitio. Pasolini se quedaba detrás, haciendo una especie de objetivos con los dedos (mirar foto de abajo), y mirando como gesticulaba el sujeto, y miraba si quedaría bien. Si le gustaba, Pasolini se acercaba y le decían lo que querían decirle, si no le gustaba pues Davoli terminaba su función y se acabó.
Los actores que cogieron estaban elegidos a la perfección. Todos ellos con un aspecto muy italiano y de aquella época. Aunque la gran mayoría tipos muy muy feos, por lo que seguramente la elección de los actores tuvo que ser algo complicada, para coger al montón de actores que hay en la película.

La música fue compuesta por Ennio Morricone y Pier Paolo Pasolini. La música de los créditos me parece muy de la época (cuando la vi la primera vez, identificaba esa música con los mercados de la época en la que suceden los cuentos), muy ingeniosa y muy graciosa. El resto de las músicas también están muy bien, como la que suena durante el cuento de Ricciardo y Caterina.

En fin, una película de lo mejorcito de Pasolini, y de lo mejorcito del cine italiano. Mi puntuación: 9.

2 comentarios:

DASKABE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DASKABE dijo...

Esta es de las pelis que mas me llaman de Pasolini. Tiene que estar muy curiosa.

Me la bajaré.

Saludos.