lunes, 23 de julio de 2007

Pier Paolo Pasolini




Para inaugurar este blog solo podía ser o con una de mis películas favoritas o con uno de mis directores favoritos, por lo que he escogido la segunda opción, y hablaré sobre la vida y obra del controvertido y gran director, escritor y poeta italiano Pier Paolo Pasolini.

Vida

Pier Paolo Pasolini nace en Bolonia el 5 de marzo de 1922. Es el primogénito de Carlo Alberto Pasolini, teniente de infantería, y de Susanna Colussi, maestra de educación básica, con quien su padre -heredero de una antigua familia de Rávena cuyo patrimonio ha malgastado- se casa en diciembre de 1921 en Casarsa, para luego trasladarse a Bolonia. Tras mudarse a Belluno, nacería un segundo y último hijo, Guido. Durante su infancia y adolescencia vivieron en distintas ciudades de la Italia del norte, siguiendo los continuos traslados de su padre. Aunque su infancia fue feliz estuvo siempre marcada por las desavenencias de sus padres.


Desde muy pequeño, Pasolini demostró una aguda sensibilidad; a los 7 años ya escribía poesía. Su carrera como poeta y escritor fue lineal y decidida, nunca dudó de ella y a los 17 años se matriculó en la Facultad de Letras.
La región de Friul Casarsa, donde pasó gran parte de su adolescencia y juventud, marcaría de forma definitiva su vida. El mundo campesino suele ser un mundo inculto y pobre pero lleno de una riqueza que Pasolini captará y transmitirá con gran pasión en sus poesías y los libros "Amado mío" y "Actos impuros".
Siempre dividido entre la felicidad de vivir con gran vitalismo y entusiasmo y la percepción de un mundo doloroso, Pasolini va tomando conciencia de su homosexualidad que primero vive de forma terrible y culpable, hasta que finalmente no sólo la acepta, sino que la confiesa. Sin embargo, nada les cuenta a sus amigos boloñeses de sus amores con los jóvenes campesinos que vive de una forma intensa, la propia de su edad.
A los 22 años publica su primer libro de poesía en dialecto friulano.
En febrero de 1945, su hermano Guido es asesinado junto con el vértice de la división osavana. Los hechos tienen lugar en la dehesa de Porzus: un centenar de garibaldinos se acercan fingiéndose perdidos, capturan a los de la Osoppo y los fusilan. Guido, a pesar de estar herido, consigue escapar y encontrar refugio en casa de una campesina. Pero los garibaldinos le encuentran, le arrastran fuera de la casa y le asesinan. De ello la familia no se entera hasta el final de la guerra.

Durante la guerra, Pasolini estuvo preso por los nazis, pero finalmente logró escapar.
Finalizada la guerra, el joven Pasolini se había convertido en un personaje público, querido y respetado. Pero en 1949, los carabineros de Casarsa le denunciaron por corrupción de menores y actos obscenos en lugares públicos, entonces todo el pueblo, que lo había querido muchísimo, se rebeló furioso contra él. De esta manera, Pasolini perdió su puesto en la enseñanza y fue expulsado del partido comunista. Pier Paolo y su madre abandonaron Casarsa y se instalaron en Roma donde pasaron años de miseria.

Pier Paolo Pasolini llegó relativamente tarde a la realización, cuando ya su fama de escritor estaba asegurada. Tras una amplia actividad como guionista para Fellini, debuta como director con "Accattone" (1961), una fábula neorrealista que había heredado las influencias de De Sica y de Visconti, en la que contó como ayudante de dirección con el futuro director, Bernardo Bertolucci, seguida de un melodrama freudiano, "Mamma Roma", con acentos típicos de Buñuel. El cine se va a convertir para él, según sus propias palabras, en "el lenguaje escrito de la realidad", que le permite ir tras los vestigios de los grandes mitos universales, a través de sus fantasmas personales, todo condensado, "sincretizado" en un contexto de lugar común. Todas sus películas tendrán una doble cara: a la vez simples y complejas, ridículas y sublimes, empapadas de realidad y abiertas a la abstracción.
En 1963, es condenado a 4 meses de cárcel por sus posiciones anticlericales y ateas en la película "Ro.Go.Pa.G." (dirigida junto a Rossellini, Godard y Gregoretti), y un año después rueda la película "El Evangelio según San Mateo", que dedicó al Papa Juan XXIII, y que se ha considerado como la mejor película sobre la vida de Jesucristo.
En 1966, filma "Pajaritos y pajarracos", un panfleto político, en el que 2 personajes, padre e hijo, en su camino hablan con un cuervo que dice ser un intelectual marxista.
En 1967, filma "Edipo Rey", basada en la tragedia clásica de Sófocles, y que fue considerada por Pasolini como su película más autobiográfica.
Ese mismo año, escandaliza a una fracción de la opinión católica con "Teorema" y entusiasma a otra hasta el punto de conseguir por esa película el premio de la OCIC.
En 1969, rueda "Pocilga", película que narra 2 historias, por un lado la historia de Julian, un joven que rechaza casarse con su prometida en protesta por los negocios de su padre con los nazis, y por otro lado, la historia de un caníbal que deambula en busca de humanos para comer.
La representación de los grandes textos clásicos no le impide mezclar ampliamente pornografía, erotismo y escatalogía, ni hacer llamar a María Callas para un papel casi mudo.

En una recopilación de textos teóricos, Pasolini exalta "la naturaleza profunda artística del cine, su fuerza expresiva, su capacidad de dar cuerpo al sueño; es decir su carácter esencialmente metafórico".
Con la "trilogía de la vida" recupera el carácter fabuloso, la felicidad creativa y el sentido poético del cine: "El Decamerón" (1971), "Los cuentos de Canterbury" (1972) y "Las mil y una noches" (1974) ofrecen una dimensión edénica y primitiva de la vida y exaltan una sexualidad libre y natural.

El director se despedirá prematuramente con "Saló o los 120 días de Sodoma" (1975), distribuido tras su trágica muerte (fue asesinado), y que sería la primera entrega de la "trilogía de la muerte" que no pudo realizar. Censurada en muchos países, la película adapta el famoso texto del Marqués de Sade al periodo final del fascismo.
Las circunstancias particularmente sórdidas que rodearon su muerte confieren un toque supremo y trágico a la aureola de poeta maldito que dejó huella en su obra, tanto literaria como cinematográfica.
La principal teoría sobre su muerte fue que lo asesinó un joven de 17 años, Giuseppe Pino Pelosi con el que se decía que tenía relaciones sexuales. Pelosi fue condenado a 7 años de cárcel, pero mucha gente, familia y amigos de Pasolini creían más que su asesinato fue por razones políticas. En el 2005, se reabrió el caso, Pelosi confesó que fueron 3 hombres con acento del sur, quienes le quitaron la vida al director aquella fatídica noche del 2 de noviembre de 1975. Otras de las teorías que hubo, fue, que cuando robaron el metraje original de "Saló", Pasolini la noche de su muerte tuvo una cita con los que la habían robado para llegar a un acuerdo, por lo que también pudo haber sido un plan para traerle hacia los asesinos.



Filmografía:

Accattone (1961)
Mamma Roma (1962)
Ro.Go.Pa.G. (Fragmento La Ricotta) (1963)
La Rabbia (1963)
Le Mura di Sana (1964)
El Evangelio según San Mateo (Il Vangelo secondo Matteo) (1964)
Il padre selvaggio (1965)
Sopralluoghi in Palestina per il Vangelo secondo Matteo (1965)
Comizi d'amore (1965)
Pajaritos y pajarracos (Uccellacci e Uccellini) (1966)
Las brujas (Le Streghe) (Fragmento La Terra vista dalla Luna) (1967)
Edipo Rey (Edipo Re) (1967)
Teorema (1967)
Capriccio all'italiana (Fragmento Che cosa sono le nuvole?) (1968)
Appunti per un film sull'india (1969)
Amor y rabia (Amore e rabbia) (Fragmento La sequenza del fiore di carta) (1969)
Pocilga (Porcile) (1969)
Medea (1969)

Appunti per un romanzo dell'immondeza (1970)
Appunti per un'Orestiade africana (1970)
El Decamerón (Il Decameron) (1971)
Dodici Dicembre 1972 (1972)
Los cuentos de Canterbury (I Racconti di Canterbury) (1972)
Pasolini e... la forma della città (1974)
Las mil y una noches (Il Fiore delle Mille e una Notte) (1974)
Saló o los 120 días de Sodoma (Salò o le 120 giornate di Sodoma) (1975)




Para que un intelectual quede vivo en nuestras memorias.


"La muerte no es no poder comunicar, sino no poder ya ser comprendidos".
Pier Paolo Pasolini