sábado, 28 de julio de 2007

"Érase una vez en América". El rollo de celuloide mejor gastado en la historia.


Título original: Once Upon A Time In America
Año: 1984.
Nacionalidad: Italia/Estados Unidos.
Director: Sergio Leone.
Productor: Arnon Milchan.
Guión: Leonardo Benvenuti, Piero De Bernardi, Enrico Medioli, Franco Arcalli, Franco Ferrini y Sergio Leone.
Música: Ennio Morricone.
Reparto: Robert De Niro (Noodles), James Woods (Max), Elizabeth McGovern (Deborah), Joe Pesci (Frankie), Burt Young (Joe), Tuesday Weld (Carol), Treat Williams (Jimmy O´Donnell), Danny Aiello (Policía Jefe Aiello), Richard Bright (Chicken Joe), James Hayden (Patsy), William Forsythe (Cockeye), Darlanne Fluegel (Eve), Larry Rapp (Fat Moe), Richard Foronji (Whitey), Robert Harper (Sharkey), Dutch Miller (Van Linden) y Gerard Murphy (Crowning).


David Aaronson "Noodles", un pobre chaval judío, conoce en los suburbios de Manhattan de principio del siglo XX a Max, otro joven de origen hebreo dispuesto a llegar lejos por cualquier método. Entablan una gran amistad y forman, con otros colegas, una banda que prospera rápidamente. Llegando a convertirse, en tiempos de la prohibición, en unos importantes mafiosos.

Ni "El Padrino" ni pollas, esta es la buena. La mejor película de gángsters jamás filmada, y, posiblemente, la mejor película de la historia del cine. Puede que no la mejor, pero, supongamos, una lista con las 10 mejores películas de la historia, esta estaría entre las 5 primeras, sin ninguna duda.
Ignorada por algunos, les aburre a otros, y nos asombramos el 90%, cada vez que ponemos esta película. Lo que tiene de larga duración (220 minutos), lo tiene de obra maestra. Las casi 4 horas que dura se pasan volando, aunque algunos pobres diablos digan que es una película lentísima.
No puedo explicar con palabras lo que siento por esta película, solo puedo decir que es lo mejor que he visto. Una grandísima historia, un reparto de lujo (Robert De Niro, James Woods, Elizabeth McGovern, Joe Pesci, Danny Aiello, Jennifer Connelly, James Russo, etc.), la fabulosa y melancólica banda sonora creada por Ennio Morricone (su mejor trabajo y en mi opinión, y de otros muchos, la mejor banda sonora de la historia), y más de 3 horas y media de entretenimiento y de demostración de realización de obra maestra. ¿Qué más se puede pedir?

Sergio Leone leyó la novela "The Hoods" y se enamoró de la historia. Tardo más de 10 años en poder basar la novela al cine. El guión finalmente fue escrito por 6 personas: Leonardo Benvenuti, Piero De Bernardi, Enrico Medioli, Franco Arcalli, Franco Ferrini y Sergio Leone. Y realmente, como ya he dicho, hicieron un pedazo de trabajo que no se puede comparar con ningún otro.
Todo está desarrollado perfectamente, la historia, los saltos de un tiempo a otro, unos personajes buenísimos, y con un final sorprendente.
Una de las cosas que más me gusta para este film de gángsters, es que más que centrarse en sus trabajos (a pesar de que sus trabajos tienen su violencia), se centra en la amistad de los personajes, algo que creo que no he visto en ningún otro film de este género. Esa es una de las razones por las que prefiero esta antes que a "El Padrino". Aunque "El Padrino" se centra también en la familia, no consigue hacerlo con ese sentimentalismo tan genial con el que lo hace esta película.

El reparto es realmente bueno. Robert De Niro y James Woods realmente lo bordan. 2 interpretaciones por las que ambos están entre mis actores favoritos.
Del reparto también cabe destacar a Elizabeth McGovern, Tuesday Weld, James Hayden, William Forsythe, Jennifer Conelly, los chicos que interpretan a los protagonistas de niños, y, a actores que aunque sus papeles no son demasiado extensos merecen ser nombrados: Darlanne Fluegel, Joe Pesci, Burt Young, Danny Aiello, Treat Williams, James Russo y el gángster del principio, que no se que actor es.
Por ahí aparecen también Mario Brega (actor de películas de Leone como "Por un puñado de dólares", "La muerte tenía un precio" y "El bueno, el feo y el malo"), aunque apenas sale 5 segundos y Francesca Leone (hija de Sergio).

La música, como ya he dicho, en mi opinión es la mejor de Ennio Morricone, y la mejor de la historia. No se puede comparar la música de otros grandes compositores como John Williams, Maurice Jarre, John DuPrez, Jerry Goldsmith, Hans Zimmer, con la de esta película. Ni siquiera otra música de Morricone puede ser comparada con la que hizo para esta película. Realmente maravillosa.

Escenas que destacaría de esta película (Insensatos que no habeis visto la película, no lo leais XDDD), que son muchas, son estas:

Las escenas en las que suena ese teléfono 25 veces (creo recordar que eran), acaba poniendo nervioso, y mi interpretación sobre el sonido del teléfono, es que esa llamada mató a sus amigos, y seguirá en su mente durante toda su vida, taladrándole la cabeza, igual que al espectador que no comprende por qué suena.
La escena en la estación del tren, con ese Yesterday de los Beatles de fondo.
El reencuentro de Noodles y Fat Moe, hablando sobre que han hecho durante esos 35 años.
La escena donde están los chavales de jóvenes donde las taquillas, cuando se van y el pequeño Dominic vuelve para asegurarse que la taquilla está bien cerrada.
La escena de cuando van en el coche, y el desacuerdo de Noodles de tener jefes.
La escena de cuando hacen el cambio de cuna a los bebés.
La escena en la playa.
La violación de Deborah, algo desagradable de ver, pero que simboliza que Noodles pierde a Deborah para siempre.
El reencuentro de Noodles y Deborah. En la que vemos que, los buenos amigos, a pesar de que les hayas jodido bien, si tienen que ayudarte, lo harán.
El reencuentro de Noodles y Carol.
La escena de cuando vemos al Señor Bailey y vemos quien es realmente.
La escena de Noodles y el Señor Bailey.
En fin, como he dicho, la mejor película que he visto, y que los que no la hayais visto os recomiendo que la veais lo antes posible.
Mi puntuación: 10.

4 comentarios:

DASKABE dijo...

Tengo que verla y cuando lo haga te daré mi opinión inmediata.

Aunque "El padrino" es "El padrino, pero bueno.

Saludos.

Carlos_Jr dijo...

Pues cuando la veas comunicalo sin dudarlo tio XDDD.
Y "El Padrino" claro que es "El Padrino", pero es que "Érase una vez en América" es la mejor corrida cinematográfica que he visto XDDDD, cuando la veas lo comprenderás jejeje.

Un saludo.

Lombard dijo...

Saludos carlos_jd.
Me han gustado tus comentarios ya que esta es también una de mis películas favoritas.
Aunque, espero no ofenderte, creo que como "Uno de los nuestros" de Martin Scorsese no hay otra. En todo caso es mi opinión personal que comparto conmigo mismo.
La verdad es que si miramos con atención "El padrino" descubrimos cosas que apoyan tu juicio.
En un libro reciente sobre la Cosa Nostra se comentaba que lo malo de "El padrino" no es que la imagen que da la película de la mafia no sea real, "es que está idealizada".
Y así es sin duda. Busca un sólo muerto causado por la familia Corleone que no fuera un criminal y además les hubiera atacado y tratado de causar daño (traiciones familiares incluidas). Bueno vale, cuando Clemenza acribilla a un ganster en su cama también se carga a la mujer que está con él (una prostituta según la novela).
En cambio en "Érase una vez en América" los gansters, por bien que lleguen a caernos, son verdaderos criminales. Asesinan, roban o violan, si dos veces, porque se lo pide el cuerpo o el negocio. Y ahí está la genialidad de Leone hacer un retrato sn concesiones, pero al mismo tiempo mostrarnos que quienes hacen atrocidades son seres humanos que optaron por hacerlas. A los que podemos mirar con simpatía porque no son seres deformes o que lleven garfio.
Y la violencia es mucho más explícita que en "El Padrino", pero precisamente por eso más honrada (excederse con la sangre es hacer gore barato, pero si no aparece el dolor qué estamos viendo). Michael Corleone le vuela los sesos a un ganster por salvar a su padre, Nodles por no dejar un testigo vivo que trata de huir.
La familia Corleone no traiciona nunca, sólo se defiende. Los amigos del alma traicionan, y asesinan a sangre fría, a los que les habían encargado un trabajo y pagado sin rechistar.
Incluso en las escenas de pobreza de su infancia, cuando le incendian el modo de vida a un pobre vendedor de periódicos lo hacen por dinero. Son auténticos antihéroes. Igual da que el policía sea un corrupto o la paliza que reciban. Ellos claramente han optado por ser delincuentes porque en ello están las ganancias.
Y aún así, nos conmovemos con ellos. Como para no hacerlo con la escena de la muerte del más pequeño, al que Bugsy dispara por la espalda. Y cuando Dodles le clava la navaja aplaudimos porque el otro es un monstruo. Como no.
Pero luego le veremos violando a la chica a la que no puede tener.
Creo en suma que es un ejemplo sin par de honradez cinematográfica.

PD: Por cierto "El padrino" es una de mis películas favoritas, cosa que no cambia todo lo dicho anteriormente.
Un abrazo.

Carlos_Jr dijo...

Tienes razón en lo que dices Lombard. Como bien has dicho, los protagonistas nos pueden caer bien pero también son unos delincuentes.
Respecto a que a ti te gusta más "Uno de los nuestros", tranquilo que no me ofendo, sobre gustos no hay nada escrito; aun no puedo darte mi opinión sobre la peli, ya que aun no la he visto, aunque la tengo. El amigo Daskabe, del primer comentario, me insiste en que la vea, al igual que otro amigo, pero hasta que ambos no vean la que yo quiero que vean no la veré jajaja.

Un abrazo.