martes, 28 de agosto de 2007

La infancia de Alfred Hitchcock.


A los 5 años, el pequeño Alfred se encuentra tras los barrotes de una celda. Su padre le ha encargado que lleve una carta al comisario y éste le encierra en un calabozo diciéndole: "¡Esto es lo que se les hace a los niños malos!". Este suceso marcará la sensibilidad del cineasta, especialista del suspense, obsesionado por la culpabilidad.