viernes, 3 de agosto de 2007

"Saló o los 120 días de Sodoma"


Título original: Salò o le 120 giornate di Sodoma
Año: 1975.
Nacionalidad: Italia/Francia.
Director: Pier Paolo Pasolini.
Basada en el libro del Marqués de Sade.
Productor: Alberto Grimaldi.
Música: Ennio Morricone.
Reparto: Paolo Bonacelli (El Duque), Giorgio Cataldi (El Obispo), Umberto Paolo Quintavalle (El Magistrado), Aldo Valletti (El Presidente), Caterina Boratto (Señora Castelli), Elsa De Giorgi (Señora Maggi), Hélène Surgére (Señora Vaccari), Sonia Saviange (La pianista), Sergio Fascetti, Bruno Musso, Antonio Orlando, Claudio Cicchetti, Franco Merli, Umberto Chessari, Lamberto Book y Gaspare Di Jenno (Víctimas varones), Giuliana Melis, Faridah Malik, Graziella Aniceto, Renata Moar, Dorit Henke, Antiniska Nemour, Benedetta Gaetani y Olga Andreis (Víctimas hembras), Tatiana Mogilansky, Susanna Radaelli, Giuliana Orlandi y Liana Acquaviva (Hijas), Rinaldo Missaglia, Giuseppe Patruno, Guido Galletti y Efisio Etzi (Militares), Claudio Troccoli, Fabrizio Menichini, Maurizio Valaguzza y Ezio Manni (Colaboradores), Paola Pieracci, Carla Terlizzi, Anna Maria Dossena y Anna Recchimuzzi (Rufianas) e Ines Pellegrini (La criada negra).


"Saló o los 120 días de Sodoma" iba a ser en un principio la primera película de "La trilogía de la muerte", de Pasolini, pero finalmente resultó ser su última película.


La última película de Pasolini fue estrenada después de su muerte. En una mansión, cuatro señores se reunen con cuatro ex-prostitutas y con un grupo de muchachos y muchachas, partisanos o hijos de partisanos, que han tomado prisioneros. En la casa impera el reglamento de los señores, al cual nadie puede escapar. Esta ley faculta a los señores para disponer de la vida de sus prisioneros en cualquier momento y de cualquier modo, y las transgresiones se castigan con la muerte. Película prohibida en muchos países.


Ahora, haré un análisis de toda la película, asi que si no habeis visto la película, no leais hasta que veais una foto que ponga "FINE".

1944-45, en el norte de Italia, durante la ocupación nazifascista.

ANTEINFIERNO: En un palacio, cuatro hombres, llamados El Duque, Excelencia, El Presidente y Monseñor, firman en un cuaderno, cuyo título es "Reglamentos". Tras firmar los 4, Monseñor dice "Todo es bueno cuando es excesivo".
3 chavales van en bicicleta, y en su camino hay un grupo de policías y soldados nazis, por lo que los chavales dan media vuelta. Los policías se suben en los coches y van detrás de ellos hasta alcanzarles y hacer que se paren, y les apuntan con sus armas.
Otro chaval, Bruno, es llevado por varios soldados hacia un camión lleno de personas.
Otro chaval, Claudio, es llevado por 2 policías a otro camión, llendo la madre de este detrás de él, para darle una bufanda.
Un hombre, Ezio, es llevado por 2 soldados a otro camión. 2 niños se despiden de él.


Nos volvemos a encontrar otra vez en el palacio. De la puerta de una sala, salen los 3 chavales y el hombre a los que acabamos de ver como se llevaban, vestidos de soldados. En esa sala también hay cuatro muchachas, a las que tras decir Ezio "Disculpadnos, pero nos han ordenado hacerlo", las llevan a la fuerza ante otra sala, donde están los 4 señores. Estos 4 señores acuerdan que sus hijas, las 4 muchachas, se casarán con los señores de esta forma: El Presidente se casará con Tatiana, la hija de su Excelencia, el Duque se casará con Susy, la hija del Presidente, y las 2 hijas del Duque, Liana y Giuliana se casarán respectivamente con su Excelencia y el hermano del Duque, Monseñor.

A continuación, los 4 hombres se pasarán por diversas casas, a seleccionar a sus víctimas, 9 hombres y 9 mujeres, y los conducirán a su palacio en Marzabotto. Las víctimas se llaman (Los hombres: Sergio, Rino, Tonino, Claudio, Franco, Umberto, Lamberto, Carlo y Ferruccio. Las mujeres: Giuliana, Fatima, Graziella, Renata, Doris, Antinisca, Benedetta, Eva, y otra que no dicen su nombre). En la ida hacia el palacio, yendo los señores y los militares en coches, escoltados por soldados, y las víctimas en camiones, con 2 colaboradores, del camión de las víctimas se escapa Ferruccio, que finalmente, mientras huía, muere por los disparos de fusil de los soldados.
Al llegar al palacio, los señores leeran los reglamentos, y finalmente las víctimas serán conducidas al interior del palacio.

CÍRCULO DE LAS MANÍAS: Este círculo comenzará con las narraciones de la señora Vaccari, contando sus anécdotas de niña. Las narraciones son acompañadas de la música de una pianista, también ex-prostituta. Durante estas narraciones, la víctima hembra, que no sabemos el nombre, intenta escapar por la ventana, yendo los colaboradores a pararla.
Durante la cena, veremos que tienen de sirvientas a las hijas de los señores, que estarán el resto de la película desnudas. Liana, la hija mayor del Duque, será enculada por Efisio, uno de los militares, mientras el resto de la gente mira. Durante esa misma comida, la señora Vaccari traerá un pelele para que sea masturbado por las víctimas hembras.
En la siguiente narración, veremos que la chica que se había intentado escapar, ha sido asesinada. Después, los señores acuerdan, masturbar a 1 chico y 1 chica en distintos puntos de su cuerpo, para saber cual es el más excitante. Al llevar a los 2 seleccionados (Sergio y Renata), al último salón, Sergio será masturbado por Guido, y Renata por la señora Vaccari. A Sergio, como premio por demostrar que es un hombre, le concederán casarse con Renata.

Al día siguiente, tras otra narración, los señores deciden seguir el ejemplo de esa narración, por lo que, las víctimas, y las hijas de los señores, deberán actuar y ser tratadas como perros. El Magistrado meterá clavos en la comida, que seguidamente dará a Susy, la hija del Presidente, y mujer del Duque.


CÍRCULO DE LA MIERDA: Empezaremos este círculo con las narraciones de la señora Maggi. En su primera narración, habla que, cuando era joven, un día quería ir a casa de un hombre, y su madre no la dejó, por lo que la mató. Entonces, el Duque cuenta, que cuando él tenía madre, un día él también la mató. Al oir esto, Renata comienza a llorar, ya que su madre murió en su intento de defenderla, para que no fuera secuestrada. El Duque, se pondrá a defecar en la sala, y seguidamente obligará a Renata a comerse la mierda del Duque. Tras comerla, el Presidente, viendo esa escena va al baño a masturbarse, y entonces la señora Maggi empieza a contar un relato en la que la gente come mierda, por lo que el Presidente dice que hay que probar eso lo antes posible.
A la mañana siguiente, el Presidente va con uno de los colaboradores, a las habitaciones de las chicas, para observar los orinales, y ver si alguien ha incumplido la ley de no defecar hasta la noche. Viendo que Doris la ha incumplido, será apuntada en la lista de castigos. Al bajar a la habitación de los chicos, veremos que Carlo también la ha incumplido y también será apuntado. Entonces, aparece la señora Vaccari, con Sergio vestido de novia, para la boda de la noche de él con el Magistrado.


Por la noche, en el banquete de bodas, la comida que hay es la mierda de las víctimas, hechas esa misma noche. Los señores, narradoras y militares comerán con mucho gusto, pero las víctimas con mucho desagrado.


Seguiremos con las narraciones de la señora Maggi, en las que mayormente se habla de gente defecando sobre otros y cosas así. Una de las narraciones, habla sobre la elección de los culos más hermosos, algo que los señores no tardarán en realizar. Ponen a todas las víctimas en el último salón, enseñando el culo y con la cara tapada con una toalla, y con la luz apagada elegirán el culo más bello, y aquel o aquella, cuyo trasero sea considerado el mejor, se le dará muerte en el acto. El culo mejor es el de Franco, al que sujetarán y apuntaran con una pistola. Al disparar, el arma está descargada, a lo que el Obispo añade: "¿Como podías pensar que ibamos a matarte? Nosotros querriamos matarte miles de veces hasta los límites de la eternidad".


CÍRCULO DE LA SANGRE: Comenzaremos este círculo con la boda de 3 de los 4 señores, con 3 de los 4 militares. El Presidente se casará con Rinaldo, El Duque con Efisio, y El Magistrado con Giuseppe. La boda será oficiada por el Obispo, que no se casará con Guido, el militar que no se casa, pero esa noche si la pasan juntos. Después de hacerlo, el Obispo se pasa por la habitación de los muchachos. Claudio, al verle pasar, le dice, con intención de salvarse, que en ese lugar alguien traiciona los reglamentos, que Graziella tiene una fotografía bajo su almohada. El Obispo va a la habitación de las chicas, donde le dirá a Graziella que le de la fotografía. Esta le dice que si no la hace nada le mostrará lo que hacen Eva y Antinisca todas las noches. Ambas lo están haciendo, y cuando el Obispo se dispone a matarlas, Eva le dice que si no la mata le dirá lo que sabe. Sabe que Ezio se reune todas las noches con la criada negra en su habitación. Entonces van ya los 4 señores, guiados por Eva, y les pillan a Ezio y a la criada en pleno coito. Ambos serán asesinados. Ezio, antes de ser asesinado, levantará el puño izquierdo.


Al día siguiente, veremos en el último salón, a todas las víctimas, excepto Graziella y Eva, y las 4 hijas alineadas, vigiladas por los 3 colaboradores, junto a Umberto, convertido ahora en colaborador. Cuando llegan los señores, narradoras y militares, El Duque dirá los siguientes nombres: Susy, Giuliana, Liana, Tatiana, Sergio, Lamberto, Claudio, Carlo, Franco, Tonino, Antinisca, Renata, Doris, Fatima y Giuliana. Los nombrados serán distinguidos con una cinta celeste, y los demás a condición de que continuen colaborando, podrán esperar ir con ellos a Salò (aclaración: los únicos que no son nombrados son Rino, y Umberto, ahora colaborador. Benedetta tampoco es nombrada, pero si llevará cinta celeste, un error tal vez a la hora de hacer la escena).
Entonces, comenzarán los relatos de la señora Castelli. Todos ellos hablan de torturas horribles hacia jóvenes (su narración dura escasos 5 minutos). En el baño, veremos a las 4 hijas metidas en un gran barreño lleno de mierda, y a las demás víctimas sabiendo que todo acaba.
El Duque ira a la sala de estar, junto a los 4 colaboradores. Umberto le da unos prismáticos, y los 4 colaboradores se despiden, Claudio y Bruno de Umberto y el otro. El Duque entonces mirará al patio con los prismáticos.


A través de los prismáticos, veremos a los señores, militares y víctimas desnudos. Todas las víctimas, menos Rino (y Graziella, una de las desaparecidas, creo ver que aparece junto a Rino, vestida), están atadas de brazos y pies a unos palos al suelo. El Presidente enciende una vela, y se acerca a los militares, que tienen sujetado por brazos y pies a Tonino, y el Presidente le quema el pene. Luego van hacia Renata, atada en el suelo, y la queman los pezones.
Entonces, vemos a la pianista que desde la sala de las orgías (o narraciones), deja de tocar el piano, y se dirige hacia el pasillo de la habitación de las chicas. Se asoma por la ventana y se tira al vacío.
El Duque, sigue mirando por la ventana y llama a Umberto para que mire. Lo que vemos es como se acercan a Franco, y el Presidente le corta la lengua. El Duque le toca el miembro a Umberto, para ver si está a punto. Vemos entonces, que Bruno tiene sujetada a Susy, y Claudio la está enculando. Luego entre ellos 2 y los militares, la suben a un taburete donde es ahorcada.


Ahora es el Presidente quien mirá por los prismáticos, y el Magistrado quien tortura. Vemos como le sacan un ojo a Carlo, como el Magistrado encula a alguien, y como le arrancan la cabellera a Fatima.


Ahora es el Magistrado quién está arriba, junto con Claudio y Bruno, relevando a Umberto y al otro. Aquí, vemos como el Obispo azota con un látigo a las demás víctimas, y entonces, los militares cogen a Sergio, y el Obispo le marca los pezones.
Entonces, en la sala de estar, Claudio cambia la música que había puesta, y pone el tema de los créditos, y comienza a bailar con Bruno. Termina con este diálogo :"¿Cómo se llama tu chica?" -Margherita.


Pasolini hizo su último guión, basándose en la obra del Marqués de Sade, "Las 120 jornadas de Sodoma", adaptándola de la época de las guerras de Francia, al período final del fascismo. Realmente, aunque la película resulta bastante violenta, no llega a ser lo violento que es el libro de Sade. Las torturas en el libro son realmente muchísimo más crueles que en la película, y las víctimas son más jóvenes que los actores. Los actores tenían entre 14 y 18 años, y en el libro las víctimas tienen entre 12 y 15 años.
En esta película, al contrario que en "La trilogía de la vida", el sexo no se muestra como algo bonito, sino como algo repulsivo y terrorífico, más que como placer se usa como tortura.
Una película realmente dura, que no está hecha para todo el mundo, por las torturas físicas como psicológicas que hay en la película. Aún así, pienso que es una película que todo el mundo tiene que ver al menos una vez en su vida, ya que esta es una de las realidades más horripilantes de la historia, y que se debe conocer. Vale, está basada en una novela, pero no me extrañaría que algo así ocurriera en la época de los nazifascistas.
Algo que me llama la atención es que a la gente le de más asco ver como se comen la mierda, que ver las escenas de violencia física.

La película estuvo protagonizada por algunos actores profesionales, actores no-actores, y 2 futuros actores Pasolinianos. Los actores que interpretaron a los 4 señores fueron Paolo Bonacelli, que interpretó al Duque (uno de los actores profesionales, que ha actuado también en "El expreso de medianoche", "Calígula", "Johnny Palillo" y "Misión Imposible 3", entre otras), Giorgio Cataldi, como el Obispo (solo ha hecho una película más), Umberto Paolo Quintavalle, como el Magistrado (un escritor que no ha hecho ninguna película más) y Aldo Valletti, como el Presidente, (amigo de Pasolini de la época de "Accattone").
Los actores que interpretan a las víctimas, estaban elegidos entre modelos juveniles, para que no tuvieran problema en salir desnudos. Uno de los chicos era Franco Merli (que interpretó a Nur-ed-Din en "Las mil y una noches", también de Pasolini).


La música, compuesta por Ennio Morricone, en mi opinión es de sus mejores trabajos. La primera vez que lo oí me gustó, pero tampoco me entusiasmo, sin embargo ahora, el tema principal, y el tema a piano de cuando va a empezar el final, me encantan. Buen trabajo por parte de Morricone.

Aunque la película, haya muchos que piensen que no es más que una guarrada, no es eso en ningún momento. Es una crítica que Pasolini hizo en un momento que era adecuado hacerlo, y que tal vez fuera uno de los motivos de su muerte.
Pienso que es una obra maestra que puso un buen punto y final para la gran filmografía de Pier Paolo Pasolini (pero aun así nunca tuvo que haber puesto punto y final tan pronto), aunque para muchos sea la peor forma de acabar su filmografía.
Mi puntuación: 9.

Ciao, Pier Paolo.