martes, 11 de septiembre de 2007

"El hombre que sabía demasiado". Hitchcock remakeandose a sí mismo.


Título original: The Man Who Knew Too Much.
Año: 1955.
Nacionalidad: Inglaterra/Marruecos/Francia.
Director: Alfred Hitchcock.
Productor: Alfred Hitchcock (No acreditado).
Guión: John Michael Hayes.
Música: Bernard Herrmann.
Reparto: James Stewart (Ben McKenna), Doris Day (Jo McKenna), Brenda De Banzie (Lucy Drayton), Bernard Miles (Edward Drayton), Ralph Truman (Buchanan), Daniel Gélin (Louis Bernard), Mogens Wieth (Embajador), Alan Mowbray (Val Parnell), Hillary Brooke (Jan Peterson), Christopher Olsen (Hank McKenna)...


Ben y Jo McKenna, son una inocente pareja estadounidense que pasa sus vacaciones en Marruecos junto con su hijo Hank. Tras la muerte de un espía en brazos de Ben cuando se encontraban visitando el mercado de Marrakech, el matrimonio descubre que su hijo ha sido secuestrado y trasladado a Inglaterra. Sin saber en quién confiar, los McKenna se ven envueltos en una pesadilla de espionaje internacional, asesinatos y terror. Poco después, sus vidas penden de un hilo a medida que se van acercando a la verdad y a la espeluznante escena culminante, en el famoso Royal Albert Hall de Londres.


El guión, escrito por John Michael Hayes, es genial. De lo mejorcito del cine de suspense. Estupendamente escrito, las escenas se desarrollan correctamente, y como resultado de ese escrito tenemos esta joyita del cine.
La dirección de Hitchcock vuelve a ser genial. Destacando particularmente la forma de como están rodadas ciertas escenas, planos realmente buenos, muy Hitchcockianos.

El reparto es genial. Los 2 protagonistas, 2 grandes actores de la época (y de la historia), James Stewart y Doris Day, están geniales, de Oscar. El resto del reparto también está muy bien, pero no me apetece ahora nombrarlos. 2 curiosidades: La relación entre Hitchcock y Doris Day no fue muy buena, debido a una confusión. Hitchcock, cuando dirigía a Day, no la hacía ningún comentario, ni antes, durante o después del rodaje de la escena, por lo que Day pensaba que Hitchcock no estaba contento con su actuación. El marido de Doris Day fue a ver a Hitchcock para decirselo, y que podía buscar otra actriz si quería, a lo que Hitchcock, sorprendido, le contestó que consideraba que hacía su trabajo maravillosamente, si no le decía nada, era precisamente porque estaba encantado de como interpretaba a Jo McKenna.
El que hace del director de orquesta en la escena del Royal Albert Hall, no es ni más ni menos que Bernard Herrmann, el compositor habitual de Hitchcock, incluyendo esta película.

La música, de Bernard Herrmann, vuelve a ser otra vez una muestra de genialidad, especialmente, el tema del concierto en el Royal Albert Hall. El tema "Que sera, sera, what ever will be, will be" simplemente estupendo. Merecido Oscar para la canción.

En fin, una peli de lo mejorcito de Hitchcock. A ver si me veo la versión de 1934, también dirigida por Hitchcock.
Mi puntuación: 9.

2 comentarios:

luigi R.p. dijo...

pues aun siendo un remake propio, esta película es buenísima, la escena del autobús, la del piano con ese tema tan conocido, me encantó.

Buena crítica y buena nota.
Un saludo

Carlos_Jr dijo...

Anda, ¿en esta si coincides en la nota?, coño, habermela discutido, ya por la costumbre XDDDD.

Saludos tio.