jueves, 20 de septiembre de 2007

Frases de cine.


"Ahí estaba yo. Es decir Alex, y mis 3 drugos, osea Pete, Georgie y Dim. Estabamos sentados en el Milk Bar Korova, exprimiéndonos las rasureras para encontrar algo con que ocupar la noche. En el Korova Milk Bar servían leche plus, leche con velnoceta, o con dencromina, que es lo que estábamos bebiendo; eso nos aguzaba los sentidos, y nos dejaba listos para una nueva sesión de ultra-violencia".

"Estuvimos retozeando un buen rato con otros viajeros nocturnos. Haciamos de amos de la carretera. Después tiramos hacia el oeste, buscabamos otra de nuestras visitas sorpresa, eso si que daba un gusto, la bonita ultra-violencia que nos mataba de risa".

"Que paz. Que paz celestial. Eran la untuosidad y la suntuosidad hechas carne, como un pájaro de un raro metal celeste, o como un vino de plata fluyendo en una nave espacial. La ley de la gravedad ya no cuenta para nada. Mientras escuchaba... vi imágenes maravillosas".

"Mientras andabamos por el borde del muelle, iba yo aparentemente tranquilo, pero cavilando todo el tiempo. Asi que Georgie sería ahora el general, dictando lo que teniamos que hacer o no hacer, y Dim su perro faldero de sonrisa boba. Pero de repente, caí en la cuenta que el pensar es para los atristos, y que los omniosos cuentan con la inspiración y con lo que el Leñor manda, porque ahora venía en mi ayuda una música deliciosa. Había una ventana abierta, con un tocadiscos en marcha y enseguida, videé el camino a seguir..."


Varias buenas frasecitas de esta pedazo de obra maestra que es "La naranja mecánica" del genio y maestro Stanley Kubrick.