sábado, 27 de octubre de 2007

"El maquinista de la general". Silenciosamente buena.

Título original: The General.
Año: 1927.
Director: Buster Keaton y Clyde Bruckman.
Productores: Buster Keaton y Joseph M. Schenck.
Guión: Buster Keaton y Clyde Bruckman.
Música: Carl Davis (1987) y Robert Israel (1995).
Reparto: Buster Keaton (Johnnie Gray), Marion Mack (Annabelle Lee), Glen Cavender (Capitán de la Unión Andersón), Jim Farley (General Thatcher), Frederick Vroom (General confederado), Charles Henry Smith (Sr. Lee, padre de Annabelle), Frank Barnes (Hermano de Annabelle), Joe Keaton, Mike Donlin y Tom Nawn (Generales de la Unión).

Pues hoy he tenido el placer de ver esta joyita del cine en pantalla grande, en mi amado cine estudio del Círculo de Bellas Artes (o Círculo de las manías frikis XD), y ha significado también mi primer visionado de una película de Buster Keaton, (en España antiguamente conocido como Pamplinas), (sin contar "Candilejas" de Charles Chaplin, en la cual tenía un pequeño papel), una estrella del cine mudo a la altura de Charlie Chaplin, Totò o Lon Chaney.

El ingenuo maquinista Johnny Gray tiene dos amores: su locomotora (La General) y su novia Annabelle Lee. Cuando llega a su pueblo sureño la noticia de la guerra entre el Norte y el Sur, Johnny intenta alistarse pero su solicitud es rechazada. Desde ese momento su novia le considerará un cobarde.

Tal vez esta sea la película más conocida, o más importante, de Buster Keaton. No es para menos. Nos encontramos ante uno de los grandes clásicos del cine mudo y del cine en general.
La historia es bastante buena, ambientada en la época de la guerra, incluyendo los típicos gags tan fabulosos de las comedias mudas. A pesar de que yo con estas películas nunca me río (aunque si me hacen gracia), pero no me río, más que nada por el hecho de que no las veo ya como comedias para reírte, sino como obras de arte para impresionarte viéndolas (tomemos el ejemplo de la danza de los panecillos de "La quimera del oro", cuando la fuí a ver a este mismo cine todos reían mientras yo me quedaba de nuevo alucinado ante su grandeza). Pero los que si os sigais riendo con estas películas, os aseguro que os reireís muchísimo y lo pasaréis genial.

El reparto está principalmente encabezado por Buster Keaton (el actor sin expresión), siempre con su misma expresión (se rumoreo que tenía un contrato firmado en el que tenía prohibido reir en público), hace una actuación excelente, muy digna de los actores cómicos del cine mudo. Le secunda Marion Mack, una actriz bastante apropiada para su papel, y con una cara muy del cine mudo (¿pero había alguien en esa época que no tuviera esa distinguida cara de actor de cine mudo?).

Escenas que destacaría... pues no se si vale la pena que las diga, porque entre que valen la pena todas, no tiene la misma gracia que os las cuente a verlas, así que lo que mejor que podeís hacer es verla si no la habéis visto.

Ahora tengo que verme más pelis de este gran señor, el cual guarda un parecido particular con Eduardo Manostijeras XD.
Mi puntuación: 9.