viernes, 2 de noviembre de 2007

Hace 32 años... Recuerdo del maestro.

Ostia, Italia, madrugada del domingo 2 de noviembre de 1975. "Sporco comunista", "mascalzone", "frocio", "fetuso"... ("sucio comunista", "sinvergüenza", "golfo", "maricón"...). Son las últimas palabras que escucha un hombre antes de ser asesinado. Los mismos insultos que hasta hace poco ensuciaban su monumento funerario, que recuerda el lugar donde se perpetró el homicidio en un desolado paraje de Ostia, a 30 kilómetros de Roma. El Ayuntamiento de Ostia Lido decidió cercar la estatua con alambre y unas rudimentarias vallas de madera para evitar las pintadas que deshonraban al artista que amaba a los ragazzi di vita (muchachos de la vida). Ostia, Italia, descampado del Idróscalo, mañana del 2 de noviembre de 1975. Un grupo de personas (policías y ciudadanos) están frente a ese cuerpo muerto. Ninetto Davoli identifica al muerto. Se trata de Pier Paolo Pasolini, el más controvertido de los realizadores italianos, el intelectual más amado y más odiado.

Sí, ya hace 32 años del asesinato del maestro Pier Paolo Pasolini, en causas aún desconocidas. ¿Quién lo mató? ¿Giuseppe Pelosi "Pino, la rana", el chico de mala vida de 17 años, el cual apareció ese mismo día con el coche de Pasolini y que enseguida se confesó autor del delito? ¿Una banda de malhechores para robarle? ¿Una banda de neofascistas? Sea quién fuera, nos seguimos encontrando ante una de las muertes más terribles en la historia del cine, y por desgracia, ya es demasiado difícil que se haga justicia y que se pueda averiguar quienes fueron los verdaderos asesinos.

Seguramente tuviera razón cuando dijo que "La muerte no es no poder comunicar, sino no poder ya ser comprendidos", porque ahora, aquellos que no comprendan sus películas (aunque muchos ni lo intentarán) no le comprenderán a él, ya que, sus películas muestran realmente todo lo que él pensaba.

Os dejo aquí un enlace en el que se habla sobre el caso Pasolini, el cual se reabrió hace un par de años, sigo sin saber por qué se reabre a estas alturas, porque seguramente esos hijos de puta ya no están aquí, y otro video-homenaje al maestro, el cual ya he puesto otra vez por estos lares, pero creo que es un video demasiado bueno y un bonito homenaje al gran Pasolini.

Que seáis felices y veáis su cine.