sábado, 8 de diciembre de 2007

"Barry Lyndon". Impresionante.


Año: 1975.
Nacionalidad: Reino Unido.
Director: Stanley Kubrick.
Productor: Stanley Kubrick.
Guión: Stanley Kubrick.
Basada en la novela de William Makepeace Thackeray.
Música: Leonard Rosenman.
Reparto: Ryan O´Neal (Barry Lyndon), Marisa Berenson (Lady Lyndon), Patrick Magee (Chevalier), Hardy Krüger (Capitán Potzdorf), Steven Berkoff (Lord Ludd), Gay Hamilton (Nora), Marie Kean (Madre de Barry), Diana Körner (Chica alemana. Acreditada como Diana Koerner), Murray Melvin (Reverendo Runt), Frank Middlemass (Sir Charles Lyndon), André Morell (Lord Wendover), Arthur O´Sullivan (Bandolero), Godfrey Quigley (Capitán Grogan), Leonard Rossiter (Capitán Quin), Philip Stone (Graham), Leon Vitali (Lord Bullingdon)...

Pues hoy he tenido el placer de volver a revisionar esta joyita del maestro Stanley Kubrick. Gran director y gran film este, donde los haya. Bueno, a lo que vamos.

Siglo XVIII. El joven Redmond Barry, huérfano de padre, se ha enamorado de su prima , a la que también pretende el Capitán John Quin. Enfrentados en un duelo amañado, Redmond cree haber matado a Quin y huye a Dublin. Decide alistarse en el ejército inglés, donde empieza a desarrollar su enorme habilidad para sobrevivir. Un golpe de fortuna hace que, estando en Alemania, le surga la posibilidad de desertar, descubierto por el Capitán Potzdorf, del ejército prusiano, le ofrece la posibilidad de alistarse en el mismo o ser colgado por desertor; la elección es sencilla, una vez en el ejército prusiano tiene la fortuna de salvar la vida del Capitán Potzdorf, lo que le abre las puertas del servicio secreto Prusiano.

No creo que haga falta decir, y menos aún siendo un film de Kubrick, que nos encontramos ante una gran obra maestra. El guión, escrito por Kubrick es fabuloso. A pesar de durar sus 3 horas, se hace muy corto. En el transcurso del guión ocurren demasiadas cosas, durante la ascensión de Barry en puestos cada vez más altos. Todo está tratado estupendamente, desde la primera parte de un Redmond Barry a una segunda con un Barry Lyndon. Ahí está uno de los mayores atractivos del film, el personaje, empieza como un tipo corriente que acaba convirtiéndose en una persona de alta posición. El personaje es verdaderamente muy real, ya que no es ni un héroe ni un villano (semejante a lo que Kubrick hizo del boxeador de "El beso del asesino").

El reparto es genial. Ryan O´Neal está más que correcto en su papel protagonista (aunque Kubrick siempre quiso que fuera Malcolm McDowell quien lo hiciera, que no hubiera estado nada mal). Marisa Berenson en el papel de Lady Lyndon está sublime, con su expresión melancólica y triste durante toda la película, es algo que tras terminar de verla, durante mucho tiempo del día, la imagen de sus ojos tristes ocupará por completo tu cerebro. Un dato curioso es que en la mayoría de las escenas que O´Neal y Berenson tienen juntos casi nunca hablan entre ellos.
Destacar también a los grandes secundarios que tiene el film, entre ellos muchos actores Kubrickianos como Patrick Magee como Chevalier (Señor Alexander en "La naranja mecánica"), Steven Berkoff ("La naranja mecánica"), Hardy Krüger como Potzdorf, Godfrey Quigley como el Capitán Grogan (El capellán en "La naranja mecánica"), Leonard Rossiter como el capitán Quin ("2001: Una odisea del espacio"), Philip Stone ("La naranja mecánica y "El resplandor"), Anthony Sharp ("La naranja mecánica"), pero sobretodo Leon Vitali interpretando a Lord Bullingdon, un personajazo, que al igual que Barry no es ni un héroe ni un villano, y en ocasiones sentiremos compasión hacia él y en otras odio. Leon Vitali además era gran amigo de Kubrick, se encargo del papel de ayudante de dirección en los siguientes y finales films de Kubrick "El resplandor", "La chaqueta metálica" y "Eyes Wide Shut", aparte de encargarse del casting de las 2 últimas y un papel muy secundario en la última. Aparte, ha sido él quien se ha encargado de restaurar los films de Kubrick, que de buena calidad podemos disfrutar en dvd.

En el apartado técnico es genial. Kubrick fue siempre un maestro en esto, pero en esta ocasión me atrevo a decir que nos encontramos ante el mejor apartado técnico de la historia. Kubrick encontró inspiración en los cuadros de la época, empezando por el vestuario y los decorados, que fueron creados basándose en esos diseños. Unos pioneros objetivos de cámara fueron elaborados y utilizados para rodar esos grandes interiores con la luz natural de las velas (impresionante) y sus exteriores. Me quito el sombrero.

La banda sonora es espectacular. Adaptada por Leonard Rosenman de grandes obras de maestros como Mozart, Haendel, etc. destacando el "Sarabande" de Haendel, que suena durante casi toda la película con algunas variaciones.
Merecidos 4 Oscars a la Mejor Dirección Artística (Decorados), Mejor Fotografía, Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Banda Sonora (Adaptada). Inmerecidas no obtenciones del de Mejor Película y Mejor Director.

Escenas que destaco (Algún SPOILER hay):

El duelo entre Barry y Quin.
El duelo entre Barry y Lord Bullingdon.
La partida de cartas entre Chevalier y el príncipe.
El tramo final de Brian.
La escena del concierto de Lady Lyndon seguida de la pelea entre Barry y Lord Bullingdon.

En fin, una obra maestra que si de verdad te gusta el cine y no la has visto, ya sabes XD.
Mi puntuación: 10.