lunes, 31 de diciembre de 2007

"Campo de sueños". Si lo construyes, vendrá.


Título original: Field of Dreams.
Año: 1989.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Phil Alden Robinson.
Productores: Charles Gordon y Lawrence Gordon.
Guión: Phil Alden Robinson.
Basada en la novela "Shoeless Joe" de W.P. Kinsella.
Música: James Horner.
Reparto: Kevin Costner (Ray Kinsella), Amy Madigan (Annie Kinsella), James Earl Jones (Terence Mann), Timothy Busfield (Mark), Dwier Brown (John Kinsella),
Frank Whaley (Archie Graham), Ray Liotta (Calcetines Joe Jackson) y
Burt Lancaster (Dr. "Moonlight" Graham).

Un granjero de Iowa (Kevin Costner), casado y con una hija, tiene un día una visión: según una misteriosa voz, debe construir en sus tierras de cultivo un campo de béisbol para que viejas glorias de ese deporte, ya fallecidas, bajen del cielo para volver a jugar.

El guión, escrito por el también director de la película, Phil Alden Robinson, que tampoco es que tenga muchas joyitas en su haber, a mi me gusta bastante, lleno de ingenio y fantasía, a la vez con algo de misterio, con unas muy buenas escenas, cargadas de bondad y esperanza, donde todos los sueños se pueden cumplir.

El reparto es también muy digno, encabezado por Kevin Costner, el cual (como siempre) hace una gran interpretación, más acostumbrados a verle interpretando a tipos duros, aquí pasa a ser un humilde granjero. Le siguen Amy Madigan, James Earl Jones (tal vez el mejor personaje de la película), el cual al principio aparece como un irascible desagradable y luego se ve que es una gran persona, Ray Liotta como "Calcetines" Joe Jackson lo hace bastante bien, mi amiguete Frank Whaley como Archie Graham, al principio aparece como algo pringaete y luego es uno de los personajes de importancia y el gran Burt Lancaster (en su último papel) como el Doctor Archibald "Moonlight" Graham.

La música, compuesta por James Horner, aunque no es de sus mejores composiciones es también bastante destacable y queda muy bien en esta película.

Pues eso (se que he sido breve), una película bastante merecedora de verse.
Mi puntuación: 8,5.