viernes, 31 de octubre de 2008

"Christine". El amor te posee y luego te destruye

Año: 1983.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: John Carpenter.
Productor: Richard Kobritz.
Guión: Bill Phillips.
Basada en la novela de Stephen King.
Música: John Carpenter y Alan Howarth.
Reparto: Keith Gordon (Arnie), John Stockwell (Dennis), Alexandra Paul (Leigh), Robert Prosky (Darnell) y Harry Dean Stanton (Jenkins).
Duración: 105 minutos.

John Carpenter, uno de los directores buenos dentro del cine de terror, adaptó la novela de Stephen King, "Christine", que a mí es de las películas que más me han gustado de las adaptadas a este escritor, después de "El Resplandor" y "Cadena perpetua".

Había nacido en Detroit... en una línea de montaje de automóviles. Pero no es un coche cualquiera. En el fondo de su chasis se aloja el mismísimo diablo. Es Christine -un Plymouth Fury de 1958-, rojo y blanco, cuyo único equipo "normalizado" comprende un deseo de venganza insaciable, que hiela la sangre a cualquiera y destruye todo aquello que encuentra en su camino. Seduce a Arnie Cunningham, un chaval de 17 años, a quien consume la pasión por esas líneas estilizadas, redondeadas...
Exige devoción absoluta e incondicional, y si intenta intervenir algún tercero, éste se convierte en víctima de la ira incontrolable de Christine.

Guión escrito por Bill Phillips adaptando la novela de Stephen King. Phillips hace un trabajo bastante bueno, empezando la historia con un prólogo, desarrollado en 1957, con el nacimiento de Christine, que aunque no venía en el libro como introducción a lo que va a venir, está bastante bien, seguido de la historia de los protagonistas, ya en 1978, que comienza como las películas de adolescentes, con su primer día en su último curso, y que poco a poco va convirtiéndose en un inquietante thriller, donde uno no sabe que va a pasar. Reconocer que es una historia bastante interesante y entretenida, que es de agradecer siempre, y aunque no es de terror al máximo, si se puede ver como un buen thriller, y como una historia de relaciones humanas entre amigos, familiares y parejas.

Tras la cámara se encuentra John Carpenter, todo un experto en el cine de terror, que tiene tras sus espaldas títulos como "Halloween", "El pueblo de los malditos" o "Vampiros, de John Carpenter", hace un trabajo de dirección realmente bueno. Las escenas están muy bien rodadas, todas, sobretodo las de las persecuciones con los coches, las cuales son una maravilla, SPOILER o las de cuando Christine se reconstruye a sí misma, pero sobretodo la de cuando se reconstruye tras la destrucción de Repperton y su grupo FIN DEL SPOILER. Una dirección que es digna de recordarse.

Encabeza el reparto Keith Gordon en el papel de Arnie, el cual hace una actuación bastante buena, como un adolescente tímido y humillado por sus compañeros de clase, que sólo tiene el apoyo en su único amigo, el triunfador Dennis, y que luego se convierte en un adolescente seguro y algo tocado mentalmente. John Stockwell en el papel de Dennis también está bastante correcto. Alexandra Paul como Leigh está realmente bien tambié; mencionar que en algunas escenas de riesgo no era ella quien lo hacía, sino su hermana gemela. En el resto del reparto cabe destacar a grandes como Robert Prosky, Harry Dean Stanton, Roberts Blossom y Kelly Preston, y a otros no tan conocidos pero bastante destacables como William Ostrander.

La música fue compuesta por John Carpenter y Alan Howarth, los cuales hacen un trabajo bastante decente, sobretodo en esa parte que suena como una especie de Jazz algo siniestro. Se acompaña a la música grandes temas de los años 50 como "Bad to the Bone" de George Thorowood and The Destroyers, "Not Fade Away" de Buddy Holly, "Pledging my Love" de Johnny Ace, "We Belong Together" de Robert & Johnny, "Rock and Roll is here to stay" de Danny & The Juniors, o la genial "I Wonder Why" de Dion & The Belmonts (los más grandes).

Lo dicho, una película bastante buena, alejada de esas ponzoñas de terror actuales, y la cual os recomiendo ver.
Mi puntuación: 8,5

Ficha en IMDb