lunes, 29 de diciembre de 2008

"Novecento". Fascistas, comunistas, sadismo, dolor de cabeza

Año: 1976.
Nacionalidad: Italia/Francia/Alemania.
Director: Bernardo Bertolucci.
Productor: Alberto Grimaldi.
Guión: Franco Arcalli, Giuseppe Bertolucci y Bernardo Bertolucci.
Música: Ennio Morricone.
Reparto: Robert De Niro (Alfredo Berlinghieri), Gérard Depardieu (Olmo Dalcò), Dominique Sanda (Ada Fiastri Paulhan), Francesca Bertini (Hermana Desolata), Laura Betti (Regina), Werner Bruhns (Ottavio Berlinghieri), Stefania Casini (Neve), Sterling Hayden (Leo Dalcò), Anna Henkel (Anita), Ellen Schwiers (Amelia), Alida Valli (Señora Pioppi), Romolo Valli (Giovanni), Donald Sutherland (Attila Mellanchini) y Burt Lancaster (Abuelo de Alfredo).
Duración: 302 minutos.

En el año 1901, en una finca en el norte de Italia, nacen el mismo día el hijo de un terrateniente y el hijo de un bracero. La película les sigue a ellos y a sus familias durante ochenta años en la amistad y la alienación, sobre todo en lo relacionado con su actitud frente al fascismo, con el que burgués colabora pasivamente mientras el trabajador se convierte en partisano.

Guión escrito por Franco Arcalli, Giuseppe Bertolucci y Bernardo Bertolucci. Una épica historia y típico panfleto político de la época, la cual me ha resultado bastante interesante, que a pesar de durar sus 5 horazas se llevan más o menos bien, algunas veces peor, pero bueno, no acabas harto. En alguna medida puede recordar a la obra maestra que Sergio Leone hizo 8 años después, "Érase una vez en América", con Robert De Niro también en el reparto, y guionizada también por Franco Arcalli entre otros, pero sin llegar a la grandeza de dicho film.
Unos diálogos en su mayoría buenos, pero en ocasiones no me terminaron de convencer, en ocasiones empleando mal vocabulario sin venir demasiado a cuento.

La dirección de Bernardo Bertolucci en ocasiones me ha convencido y en otras no. Está bien rodada, tiene algunas cuantas escenas bastante interesantes en su técnica, algunas escenas un tanto duras, como la del asesinato del niño Patrizio, la cual supongo que a todos los que hemos visto el film nos habrá horrorizado.
Lo que no me ha convencido es que a veces parece que la película la haya rodado cualquier papanatas que nunca ha dirigido nada. Sí, me estoy refiriendo al hecho de tener que matar animales. El hecho de incluir en una escena la innecesaria caza de un buen puñado de ranas, a las que atraviesan y luego se las ponen de adorno en un sombrero, el tiroteo a 7 patos y el mostrar como agonizan en el agua algunos y los cadáveres de otro, la aberrante escena del gato al que el cabrón de Donald Sutherland ata a un poste y luego le revienta de un cabezazo (escena que me ha dejado con un terrible dolor de cabeza), o el cerdo al que Gérard Depardieu (el cual ha perdido todo el respeto que le tenía) mata y el cerdo muerto al que descuartiza.
Llendo al tema del gato, si se supone que lo que pretende Bertolucci es criticar al fascista, el cual pone a un gato como comunista y luego lo mata, me parece ponerse al nivel del personaje al matar al gato realmente.
Vamos, que eso ha hecho que conozca el lado sádico de Bertolucci y que pierda el interés por el resto de su cine, porque alguien que se regodea así con el sufrimiento de los animales, no merece mi respeto. Los genios no son precisamente los que muestran escenas reales de sufrimiento real ajeno, ya sean personas o animales, y mucho menos la muerte real, lo cual es intolerable.


Reparto encabezado por algunas cuantas estrellas. Robert De Niro en el papel de Alfredo está genial, el mejor de la película. Gérard Depardieu en el papel de Olmo está también bastante correcto, pero vuelvo a decir que un buen actor no tiene la necesidad de salir matando a un animal en una película. Burt Lancaster en el papel del abuelo de Alfredo está también estupendo, al igual que Sterling Hayden en el papel de abuelo de Olmo. Donald Sutherland en el papel del malo malísimo tengo mis dudas sobre su interpretación, ya que no se si es que hace muy bien de cabrón o es que es así de sádico en la realidad, no hay más que ver la escena del gato, a la cual nadie con un mínimo de sensibilidad se prestaría. Destacar también a Dominique Sanda y a la gran Laura Betti.

La música corre a cargo del maestro de la batuta por excelencia, el grandísimo Ennio Morricone, el cual vuelve a hacer una composición bastante digna, como acostumbra siempre este gran maestro.

Pues lo dicho, una película bastante interesante, pero con los inconvenientes ya citados, así que si tenéis pensado verla y tenéis un mínimo de sensibilidad hacia el sufrimiento de los animales, os recomiendo informaros de cuando salen dichas escenas. Por mi parte a Bertolucci bien le pueden dar por culo, por muy amigo de Pasolini que fuera.

Mi puntuación: 6.

Ficha en IMDb

3 comentarios:

Mia dijo...

¿Es esta la película más larga del mundo?
Yo la quiero ver, a ver si la aguanto, no sé cuándo lo haré.
En cuando a lo de los animales, paso de comentar nada, estoy harta ya de la misma mierda.

Saludosss!

Charly Ramone dijo...

No, la peli más larga del mundo es "The Burning of the Red Lotus Temple", de 1620 minutos de duración, es decir, de 27 horas.

Mr. Lombreeze dijo...

Tostonazo de padre y muy señor mío.