miércoles, 28 de enero de 2009

"Rififí en la ciudad". Gran film del bueno de Jesús Franco

Año: 1973.
Nacionalidad: España/Francia.
Director: Jesús Franco.
Productor: José López Brea.
Guión: Jesús Franco (J. Franco), Juan Cobos y Gonzalo Sebastián de Erice (G.S. de Erice).
Basada en la novela "Vous souvenez-vous de Paco?" de Charles Exbrayat.
Música: Daniel White (Daniel J. White).
Reparto: Fernando Fernán Gómez (Sargento Detective Miguel Mora), Jean Servais (Maurice LePrince), Laura Granados (Pilar), Antonio Prieto (Comisario Vargas), Robert Manuel (Puig), Maria Vincent "Marie Vincent" (Nina), Dina Loy (Juanita), Agustín González (Antonio Ribera), Manuel Gas, Luis Marín (Manolo), Ángel Menéndez, Serafín García Vázquez, Jacinto San Emeterio, Joaquín Pamplona, Davidson Hepburn (Chico Torres), Greta Marcos, Antonio Jiménez Escribano "Giménez-Escribano", Antonio Padilla, Javier de Rivera, José Luis Zalde "Zalde", Pilar Vela, Lola del Pino "Lolita del Pino", María Rosa Mallén, Blanquita Diwoney, Enrique Navarro, Gonzalo Linares, José Castell, Emiliano Lizares y Tomás de Molina.
Duración: 100 minutos.

El cine de Jesús Franco se caracteriza por no dejar indiferente. Ya sea con películas buenas, malas o infinítamente malas. Hoy he podido ver una de las que puede que sea de las grandes películas de su filmografía.

La acción se desarrolla en un país centroamericano. Un confidente de la policía, Juan, joven “barman” del “Stardust”, muere asesinado por los hombres de LePrince, poderoso político que controla el tráfico de drogas no sólo del país, sino de toda Sudamérica, y que esconde sus actividades bajo la capa de una gran honorabilidad, llegando en su ambición a presentar su candidatura a la Presidencia del Senado. Juan estaba a punto de obtener las pruebas para condenar a LePrince. Todos aquellos que intervinieron en el asesinato de Juan, van siendo a su vez eliminados, uno tras otro. Hay diferentes sospechosos, y uno al que los indicios acusan con mayor claridad, es el policía Miguel Mora, protector de Juan.


Guión escrito por el tío Jess, Juan Cobos y Gonzalo Sebastián de Erice, basándose en una novela de Charles Exbrayat. La historia que nos cuentan es una muy al estilo del cine negro de los 50, y realmente entretenida. Uno guión que te hace dudar de si el tío que lo ha escrito es realmente el artífice de "Para las nenas, leche calentita", "Una rajita para dos" o "Aberraciones sexuales de una rubia caliente".
La historia se desarrolla bastante bien, dando lugar a unos 100 minutos bastante entretenidos, que aunque a veces se hacen un poco más lentos no es nada grave. Eso sí, vistas hoy, algunas escenas y/o diálogos tal vez provoquen alguna risa, cosa que con Jess Franco hasta en sus escenas de terror ocurre.


Dirigida por Jesús Franco, claro. El tío Jess hace un trabajo bastante bueno. No es de Oscar, pero si está bastante bien rodada, destacar esos geniales créditos SPOILER las escenas de los asesinatos dan verdaderos escalofríos, o la escena del accidente de coche FIN DEL SPOILER


Reparto encabezado por el genial Fernando Fernán Gómez, quien desde entonces ya interpretaba personajes con ese vistoso carácter, y el cual está estupendo. Jean Servais en el papel del político mafioso -no hay excesiva diferencia con los de ahora- hace también un trabajo muy destacable. Mencionar también a Laura Granados, Antonio Prieto, María Vincent, Agustín González y Luis Marín.


Banda sonora a cargo de Daniel White. White hace una composición muy buena, la cual es digna de oirse de nuevo unas cuantas veces, sobre todo el tema de inicio.


Lo dicho, una película que os recomiendo ver si os gustan los films de cine negro, o si tenéis interés por alguna película en plan seria del tío Jess.

Mi puntuación: 8.

Ficha en IMDb

2 comentarios:

Fantomas dijo...

Jesús Franco no es un director que me guste mucho que digamos, pero aparentemente esta cinta podría cambiar la imagen que tengo de él como director.

Saludos.

bartolome dijo...

Lo siento amigos, la película me parece un ladrillo infumable. Cierto es que con algún toque genial, pero solo toques.