jueves, 26 de febrero de 2009

8 años de que vi el "Pulp Fiction"

Hoy hace 8 años que servidor vio la obra maestra de Quentin Tarantino, "Pulp Fiction". Llevaba yo desde los 7 u 8 años queriendo ver dicho film, y hasta que a principios de 2000 sacaron una bonita colección de películas de vídeo llamada Los Oscar -de la que tal vez hable algún día-, donde una de las entregas era este film. A tan sólo un día de conseguirla, el padre de un amigo mío se encargó de decirle a mi padre que la película era "muy sangrienta cárnica", razón que supuso que mi padre me negara su visionado (que no su compra). Como digo, llevaba unos 3 años detrás del film, y esto aunque me jodió, tan sólo retrasó un día su visionado, ya que en aquella época aún no habían quitado la Semana Blanca, y al día siguiente (lunes) yo tenía fiesta mientras que mis padres no. Cumplí mi sueño de ver el film, y se convirtió en mi favorito. Luego llegó Kubrick y lo cambió todo, pero eso no quita que esta se encuentre entre mis películas favoritas.
Añadir también que fue en este film cuando vi en los créditos un nombre que me sonaba de algo, y entre las caras de los actores también había otra que me sonaba. Era Frank Whaley. Nunca he averiguado de que coño me podría sonar o si era una señal del destino de que se convertiría en mi actor favorito.

4 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Bueno, una de las ventajas de ser viejo es que puedes presumir de haber asistido al estreno (en mi ciudad) de Pulp Fiction.
Y tengo que confesar que yo fui a verla principalmente porque salía Bruce Willis!!!, cosas de crío.
Eso sí, no me quiero morir sin comerme una hamburguesa Kahuna...

Mia dijo...

Me ha emocionado ese discurso. Sobretodo lo de: tu padre te negó su visionado (que no su compra) y cuando dices que "luego llegó Kubrick y lo cambió todo" (joer qué frase más bonita).
Me ha encantao esta entrada :)

angeldust dijo...

Que memoria tienes colega. yo no me acuerdo como fue mi primera vez jajajajjaja

Mia dijo...

Ostia, pues yo sí que me acuerdo. Fue a los 7 años, la vi sin querer porque la puso mi padre en el VHS y yo me quedé y me la tragué entera. Luego no paraba de preguntarle a mi madre qué era una sobredosis y no dormí en una semana y en el colegio me pasaba la vida hablando de ella. En fin, que me marcó, creo que es la peli que más me marcó de todas las que vi en mi vida.

Es tan tan tan bonita...