martes, 14 de abril de 2009

"El mariscal del infierno"

Año: 1974.
Nacionalidad: España/Argentina.
Director: León Klimovsky.
Productores ejecutivos: Néstor Gaffet y José Antonio Pérez Giner.
Guión: Paul Naschy (Jacinto Molina Alvarez).
Música: Carlos Viziello.
Reparto: Paul Naschy (Barón Gilles de Lancré), Norma Sebre (Georgelle), Guillermo Bredeston (Gaston de Malebranche), Mariano Vidal Molina (Sillé) y Graciela Nilson (Graciela).
Duración: 85 minutos.

Gilles de Lancré, antiguo Mariscal de la nación, heroico caudillo y valeroso guerrero, aconsejado por su malvado lugarteniente, Sillé, y por su bella concubina Georgelle, ha caído en prácticas ocultistas y gasta su patrimonio buscando la "Piedra filosofal" mediante la Alquimia.
Su ansia de poder y ambición por ceñirse la corona de Francia le llevan a cometer monstruosas tropelías con sus vasallos.
Sin embargo, un valeroso grupo de rehenes, que se refugian en un intrincado bosque y a los que manda el Capitán Gaston de Malebranche, que en tiempos anteriores sirvieron a las órdenes del propio Mariscal, se levanta en armas, dispuesto a terminar con el tirano.

Paul Naschy (bajo el nombre que utilizaban para llamarle en clase cuando se portaba mal) escribe el guión de este film, basándose en la historia de Gilles de Rais, un caballero que luchó junto a Juana de Arco, y que cuando a esta la quemaron en la hoguera, enloqueció. Para el guión, le cambió el apellido y pasó a llamarse Gilles de Lancré.
Lejos de tratarse de una historia de terror, se trata realmente de una historia de aventuras (con sus escenas de peleas de espadas en los castillos y esas cosas tan bonitas), con un villano monstruoso.
Tal vez lo máximo que tiene propio de las películas de terror sea el sacrificio de una mujer y beber su sangre. Aún así, podría haber sido más explícita, ya que muchas de las atrocidades que hizo Gilles de Rais como la violación o el asesinato de niños, no se muestran en el film. Tampoco hubiera estado de más que se hiciera referencia a la homosexualidad del bueno de Gilles.

Bajo la dirección, León Klimovsky está mejor sembrado que en la decepcionante "La rebelión de las muertas". Aunque no se trate de una dirección que aspire para el Oscar, Klimovsky hace un trabajo bastante decente, unas escenas bien rodadas, sobretodo las escenas de luchas, y una ambientación bien conseguida.

Reparto encabezado por Paul Naschy en el papel de Gilles de Lancré, un personaje que en cierta medida había interpretado ya en "El espanto surge de la tumba", pero bajo el nombre de Alaric de Marnac. Naschy hace una interpretación bastante buena. Le siguen Norma Sebre y Guillermo Bredeston, los cuales están muy acorde también. Por ahí aparecen también Eduardo Calvo, José Luis Chinchilla, Antonio Orengo, Sandra Mozarowsky, etc.

La música de Carlos Viziello está también bastante bien hecha, y pega bien con las escenas.

Lo dicho, una película bastante interesante, que si os gustan las películas de aventuras y la Edad Media, esta os gustará. Inexplicable el 2.9 que tiene en IMDb, cuando "La rebelión de las muertas" que es bastante peor tiene un 4.

Mi puntuación: 7.

Ficha en IMDb