lunes, 29 de junio de 2009

"Buda explotó por vergüenza"

Título original: Buda as sharm foru rikht.
Año: 2007.
Nacionalidad: Irán.
Directora: Hana Makhmalbaf.
Productor: Maysam Makhmalbaf.
Guión: Marzieh Makhmalbaf (Marzieh Meshkini).
Música: Tolibhon Shakhidi.
Reparto: Abbas Alijome (Abbas), Abdolali Hoseinali (Niño talibán) y Nikbakht Noruz (Baktay).
Duración: 86 minutos.

"Buda explotó por vergüenza" supone la segunda película de una directora iraní de 18 años.

Bajo la estatua del Buda que destruyeron los talibanes, aún viven miles de familias. Baktay, una niña afgana de seis años, es incitada a ir a la escuela por el hijo de sus vecinos que lee los alfabetos frente a su cueva. De camino a la escuela, es acosada por unos niños que juegan de forma cruel reflejando la sociedad tan violenta que los envuelve. Los niños pretenden lapidar a Baktay o destruirla como el Buda, o dispararla como hicieron los americanos en el laberinto de cuevas. ¿Será capaz Baktay de superar estos obstáculos para poder aprender los alfabetos en su lengua materna?


Firma el guión Marzieh Makhmalbaf, madre de la directora del film. Una historia que cuenta una verdad que ocurre en los países de Oriente Medio. Contada en forma de semi-documental, la historia de una niña que de camino a la escuela se encuentra con un grupo de niños (a los que no les vendría mal una castración) que pretenden lapidarla, siguiendo el ejemplo de la sociedad que les rodea, donde parece que la única forma de ser libre es la muerte. Una historia sencilla, pero real y bastante interesante.

La dirección de Hana Makhmalbaf no es muy destacable, pero hay algunas escenas bien rodadas. De todos modos, más quisieramos muchos haber podido dirigir una película a los 18 años, no le vamos a pedir (con pocos medios además) ser Kubrick.

Encabeza el reparto la niña Nikbakht Noruz como Baktay, la cual hace una interpretación muy buena, a pesar de su corta edad. Abbas Alijome como Abbas, el vecino y amigo de Baktay, quién también está bastante correcto. Abdolali Hoseinali como el cabecilla de los niños que pretenden lapidar a Baktay. El resto del reparto aparece en los créditos mediante letra persa, por lo que ni IMDb los tiene en su lista, así que yo menos.

La música del ruso Tolibhon Shakhidi no aparece mucho dentro del film, y cuando aparece es la misma composición. Una composición sencilla, pero utilizada bien en alguna escena, y sin razón en alguna otra.

Lo dicho, una película bastante interesante, y a pesar de algunos contras, tiene bastantes pros en su favor, que hacen que le de el 9.

Mi puntuación: 9.

Ficha en IMDb