domingo, 31 de enero de 2010

"Aguirre, la cólera de Dios". Un viaje a través de un paraíso dantesco

Título original: Aguirre, der Zorn Gottes.
Año: 1972.
Nacionalidad: Alemania del Oeste.
Director: Werner Herzog.
Productores: Werner Herzog y Hans Prescher.
Guión: Werner Herzog.
Música: Popol Vuh.
Reparto: Klaus Kinski (Lope de Aguirre), Helena Rojo (Inez), Del Negro (Fray Gaspar de Carvajal) Ruy Guerra (Don Pedro de Ursua), Peter Berling (Don Fernando de Guzmán), Cecilia Rivera (Flores de Aguirre), Dan Ades [Daniel Ades] (Perucho), Edward Roland (Okello), Alejandro Chavez, Armando Polanah (Armando Pizarro), Daniel Farfán, Julio Martínez, Alejandro Repullés (Gonzalo Pizarro) e Indios de la Cooperativa de Lauramarca (Indios).
Duración: 90 minutos.

En 1560, poco después de la destrucción del imperio inca, una expedición española parte de las montañas de Perú rumbo a las selvas del Amazonas, en busca de la legendaria tierra de El Dorado. A través del diario del fraile Fray Gaspar de Carvajal iremos conociendo aquella peligrosa aventura.


Guión escrito por Werner Herzog, basándose en la historia real que tuvo lugar en el año 1560 cuando una expedición española fue en busca de la tierra El Dorado, a partir del diario que dejó escrito Fray Gaspar de Carvajal. Herzog realiza un guión muy a su estilo, con cierto parecido a lo que sería 10 años después la genial "Fitzcarraldo".
La historia, depende de para qué espectadores, puede ser o genial o un coñazo, que al fin y al cabo, es lo habitual en el cine de Herzog. Yo soy de los primeros. Me parece una historia apasionante, con unos personajes que cuanto más se adentran en el río, más se hunden en su miseria. SPOILER Por desgracia, como se dirá en el final, uno de los hombres de la tripulación que cayó enfermo, se bebió la tinta creyendo que era una medicina, y el manuscrito no fue acabado FIN DEL SPOILER
Unos personajes estupendos, sobretodo el bueno de Aguirre, y destacar a Runo Jimak, aquel a quién llaman Baltasar, un príncipe convertido en esclavo.

Werner Herzog, estupendo en el apartado de dirección. Unas escenas muy bien realizadas, con un estilo propio del documental, simples pero hermosas, rodadas en ese bello sitio que es el Amazonas. Herzog da un gran uso de la cámara durante toda la película, pero sobretodo en esa escena final SPOILER donde va rotando, al ritmo de un Aguirre acabado, intentando cojer a los monos, tras la muerte de su hija FIN DEL SPOILER.
Y digo yo, Werner Herzog, que tan aficionado es a rodar documentales, y que más de una vez ha rondado por la selva amazónica ¿por qué no hará un documental de tan gran lugar?

Reparto encabezado por el gran Klaus Kinski, el cual es, sin duda, el mejor de la película. Alguien como él, que en realidad odiaba el cine, y lo bien que lo hace en cada película. Tras nombrarle, siempre es más difícil mentar al resto del reparto. Le secundan Helena Rojo, Del Negro, Ruy Guerra y Peter Berling, no tan grandes como Klaus, pero si bastante acertados. Cecilia Rivera, como la hija de Aguirre, tiene un cierto aire misterioso, muy bien interpretada, pero se la podría haber definido más.

La Banda Sonora, compuesta por Popol Vuh, no es de Oscar, pero si muy acorde con la historia, y mete bien en ambiente.

Pues eso, una joyita del cine alemán, y que por mucho que el bueno de Klaus dijera que sólo actuaba en "películas de mierda", esta (y la mayoría de las que rodó) son grandes obras.

Mi puntuación: 9.

Ficha en IMDb

2 comentarios:

David dijo...

¡Qué pena! Hay un ciclo de Herzog. La dieron este viernes (y tenía intención de ir) pero se me pasó.
Un saludo.

J.C. Álvarez dijo...

'Aguirre' de Herzog es una película maravillosa, única, poética, desgarradora, hermosa, trágica, desoladora, triste, nihilista, salvaje, profundamente humana... Me faltan palabras para describir esta inmensa obra maestra del nietzscheano Herzog.

Recuerdo la primera vez que vi la escena con que se abre la película: las cumbres andinas y la hilera de soldados y porteadores desfilando entre la bruma y los inmensos acantilados. Era un cine y me quedé sobrecogido, pasmado, literalmente ACOJONADO por la grandiosidad de lo que veía. Pocas películas transmiten con tanta fuerza la sensación de soledad, desesperación e insignificancia del ser humano ante la naturaleza.

Saludos y enhorabuena por el blog.