jueves, 11 de febrero de 2010

"Jail Bait". La incursión de Ed Wood en el Cine Negro

Año: 1954.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Edward D. Wood, Jr.
Productor: Edward D. Wood, Jr.
Argumento y guión: Alex Gordon y Edward D. Wood, Jr.
Música: Hoyt Curtin [Hoyt Kurtain].
Reparto: Lyle Talbot (Inspector Johns), Dolores Fuller (Marilyn Gregor), Clancy Malone (Don Gregor), John Robert Martin (Detective McCall), Steve Reeves (Teniente Bob Lawrence), Herbert Rawlinson (Doctor Gregor), Timothy Farrell (Vic Brady), Theodora Thurman (Loretta), Bud Osborne (Vigilante nocturno), Mona McKinnon (Señorita Willis) y Don Nagel (Detective Davis).
Duración: 71 minutos.

Segundo largometraje dirigido por Ed Wood, donde esta vez nos trajo una historia de cine negro.

Narra la historia de un tipo de familia acomodada, que se convierte en un delincuente, y de su socio, que se cambia la cara mediante cirugía plástica para escapar de la ley.

Tras su debut con "Glen or Glenda", un año después, tras dos cortos entre medias, Ed Wood rodaría esta -su única- incursión en el cine negro clásico, el Film Noir que dirían, rindiendo homenaje a películas como "Hampa Dorada" o "Scarface".
Cierto es que no llegará a ser una de las grandes obras maestras de este maravilloso género, como puedan ser "Los sobornados" o "La jungla de asfalto", pero, joder, ¿y lo que entretiene qué?
Se trata de un film un tanto infravalorado, en cuanto a la filmografía de Wood se refiere, ya que hay en artículos por internet sobre su vida, en la que ni se la menta, pero luego mentan películas que sólo guionizó, como "Orgy of the Dead".

El guión, titulado en un principio como "La cara oculta", fue escrito por Ed Wood y su compañero Alex Gordon, donde aparte del estilo del cine negro, tomaron como base un concepto científico de moda por aquella época: la cirugía plástica.
Una historia francamente entretenida, con un curioso final, pero que de vez en cuando deja caer algunos diálogos no muy bien escritos, y que no resultan muy creibles.

La dirección de Ed Wood, al igual que en "Glen or Glenda", no es tan horrible como se pinta. Cierto es que por ahí deja caer alguna escena innecesaria, como la del show en el teatro, que no aporta nada a la historia. Pero aún así, otras cuantas escenas son de lo más propio en el cine negro, la escena del bar, la escena de cuando Don Gregor y Vic Brady salen del teatro, o la escena final, donde aún así, creo haber observado un fallo, donde en los últimos planos donde aparece, creo que Lyle Talbot sale con bigote.
Mentar, por cierto, que el presupuesto de la película fue de 22.000 dólares, y que algunos de los "decorados", fueron usados en "Glen or Glenda", como el despacho del Doctor Gregor, que fue el del Doctor Alton en "Glen or Glenda", o la cocina de Vic Brady, que fue la de Johnny en "Glen or Glenda".

Encabeza el reparto -prácticamente- el debutante Clancy Malone. Malone era un aspirante a actor, pero el pobre hombre sólo pudo tener esta película entre su filmografía. Junto a él andan por ahí algunos actores de "Glen or Glenda", como Timothy Farrell. Si en "Glen or Glenda", Farrell fue el amable Doctor Alton, en esta ocasión será el peligroso criminal Vic Brady. También vuelven Lyle Talbot, de nuevo en su clásico papel de inspector, y Dolores Fuller, interpretando a la hermana de Malone. Herbert Rawlinson (el mejor de la película junto a Lyle Talbot), como el doctor y padre del protagonista, Boris Gregor, un papel pensado originalmente para Bela Lugosi. Como curiosidad, algo trágica, decir que Rawlinson murió a la mañana siguiente de terminar de rodar sus escenas. También esta película supuso el debut del guaperas Steve Reeves, anteriormente Mr. America y Mr. Universo, y posteriormente actor de peplums donde interpretaría, sobretodo a Hércules.
Mentar los papeles de Bud Osborne y Don Nagel (quienes volverían a colaborar con Eddie), y los no acreditados Conrad Brooks y Ted Brooks (amigos y actores de Ed), y también otro papel de voz no acreditado para el propio Ed Wood.

La banda sonora es de Hoyt Curtin, pero realmente es de la película "Mesa of the Lost Women" (donde actuaba Lyle Talbot, y el grandísimo Jackie Coogan), así que no sé es si la cogieron de la película, o que contrataron a Curtin y cogió la música que compuso en la película de Ron Ormond y Herbert Tevos. El aparecer en los créditos, me hace pensar esto último. Decir que la banda sonora es bastante simple, consiste sólo en guitarra y piano, y practicamente está presente en todas las escenas de la película, lo cuál acaba haciéndose algo pesado.

Pues eso, una película un tanto curiosa, recomendada para los fans de Ed Wood, pero no para los que sean demasiado exigentes con el cine negro.

Mi puntuación: 6.

Ficha en IMDb