martes, 11 de mayo de 2010

Cómo las intentan colar

Era algo que llevaba unas semanitas queriendo decir, pero olvidaba. Reciéntemente se ha sacado en DVD la película de Arthur Lubin, "Escapada en Japón", protagonizada por Teresa Wright y Cameron Mitchell. En mis años mozos, fue una película bastante buscada, al igual que la mayoría en la que Clint Eastwood tuviera alguna aparición. Y es aquí donde tiene que ver el título. Son graciosas las tácticas que usan siempre para vender más. Como Clint Eastwood es una superestrella, pues su nombre queda mejor el primero, al igual que su cara en portada. Pero la cosa es que el papel del tito Clint es uno de esos primeros papeles de extra no acreditado, en esta ocasión interpretando a un piloto. Posiblemente, ni siquiera la imagen de la portada sea de la película. De todos modos, con Clint o sin él en portada, yo ya sabía que salía, y es por lo que me la voy a comprar cual puta. He aquí el poster original.

4 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Es una táctica que se ha empleado muchas veces con otros actores. A mí me colaron así una de las primeras apariciones en el cine de Humphrey Bogart, creo que venía hasta en una colección con su nombre. De todas formas, cuando te gusta tanto un actor dejas de valorar este tipo de cosas y te haces con todo su material aunque te lleves a casa películas penosas en que tu héroe goza sólo de cinco minutos de gloria. un abrazo.

David dijo...

Recuerdo una versió de una de Marlowe interpretada por Mitchum (Adiós, muñeca, si no recuerdo mal) en la que Stallone tenía un pequeño papel y pasó a ser imagen de cartel y nombre en el vídeo a raíz de su popularidad. Estas cosas son un poco tristes, la verdad. Y poco respestuosas.
Un saludo.

David dijo...

Ah! Se me olvidaba. Me llegó tu mail.

rubeniperez dijo...

No me acuerdo ahora que periódico (uno poco conocido) estaba dando una colección de pelis de ese tipo, como la segunda parte de los tomates asesinos y George Clooney y alguna que otra más.

También está el caso de Divisa y sus catálogos, en los que según ellos "La furia de Johnny Kidd" era de León Klimovsky, no tardarán en poner que es de Paul Naschy.