jueves, 10 de junio de 2010

"La mujer y el monstruo". Terror en el paraíso amazónico

Título original: Creature from the Black Lagoon.
Año: 1954.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Jack Arnold.
Productor: William Alland.
Guión: Harry Essex y Arthur Ross.
Argumento: Maurice Zimm.
Música: Joseph Gershenson.
Reparto: Richard Carlson (David Reed), Julie Adams [Julia Adams] (Kay), Richard Denning (Mark Williams), Antonio Moreno (Carl Maia), Nestor Paiva (Lucas), Whit Bissell (Dr. Thompson), Bernie Gozier (Zee) y Henry A. Escalante [Henry Escalante] (Chico).
Duración: 75 minutos.


Última crítica que hago de este ciclo dedicado a los Universal Studios Monsters. Las críticas de las demás películas caerán en un futuro (no sé si lejano o cercano) pero no en forma de ciclo.
La película en cuestión, es de las últimas de los monstruos de la Universal (a pesar de tratarse de un monstruo nuevo), ya fuera de la etapa clásica.


Una expedición parte hacia el Amazonas con el fin de dar con los restos fósiles de una criatura de la cual una parte ha sido hallada. Una vez allí, se descubre que el ser, un ente mitad anfibio mitad hombre, aún vive, y que la chica de la partida no le resulta precisamente indiferente.


Harry Essex y Arthur Ross firmaron un guión de un género muy interesante de aquella década, el de terror y ciencia ficción de serie B. Una historia tan parecida como diferente al resto de las películas del ciclo de monstruos de la Universal; por un lado, el eterno mito de la bella y la bestia, que en tantas otras ocasiones nos ha traído esta productora, pero los ambientes en los que transcurre la historia y el desarrollo de la trama, es algo diferente. Pero eso no quita de que nos encontremos ante un interesante libreto, que cumple bastante bien (he de reconocer que la primera vez que la vi, en septiembre hará unos 10 años, me pareció un coñazo), y tiene también su parte de lección moral, que el cine tantas veces nos ofrecería. ¿Cómo reaccionaría usted si unos seres extraños se plantaran en su casa como si tal cosa, e intentaran darle caza como si de un trofeo se tratase?


Dirección de Jack Arnold, artífice dentro del cine de terror y ciencia ficción de serie B de los 50. Arnold hace un trabajo bastante bueno, con unas escenas bien rodadas, sobretodo esas escenas submarinas, que son una maravilla, rodada en su totalidad en Estados Unidos, a pesar de representar la selva amazónica, un puerto de Brasil, e incluso una magnífica escena inicial de la creación del mundo.
Mentar que la película fue originalmente rodada en 3D, de ahí que la escena de la creación del mundo fuera rodada como se presenta.
El maquillaje en esta ocasión, ya no es del genio Jack P. Pierce, al que la Universal despidió por seguir usando sus "anticuados" métodos de maquillaje, y fue sustituido por un también grande (pero no tanto) Bud Westmore.


Reparto encabezado por Richard Carlson como el Dr. David Reed y Julie Adams como su novia Kay. Ambos están bastante correctos en sus papeles. Richard Denning como Mark Williams, también bastante acertado, al igual que Antonio Moreno como Carl Maia. El resto del reparto, también es para mentarse. Mentar a los no acreditados Ricou Browning y Ben Chapman, uno como el monstruo en las escenas acuáticas, y otro como el monstruo en las escenas de tierra. Si mal no recuerdo Browning fue elegido por su gran capacidad de nadar, y Chapman por su corpulencia, (aunque Browning tampoco se quedaba corto de grandote), y al bueno de Perry Lopez.


Música de Joseph Gershenson, bonita también.


Pues eso, una película bastante interesante, no de lo mejor de la Universal, pero si digna de verse.

Mi puntuación: 7.

Ficha en IMDb

3 comentarios:

Lazoworks dijo...

Deliciosa película, Sr. Ramone...
La escena en la que el monstruo se zambulle y juguetea con los pies de la bella Julie Adams por debajo del agua, es una de mis favoritas.

PEPE CAHIERS dijo...

Otro monstruo que resulta emotivo muy en la línea de "King Kong".

Fantomas dijo...

Otro gran clásico de la Universal. Me ha gustado bastante tu revisión de estos clásicos del cine de terror.

Saludos.