viernes, 13 de enero de 2012

"La chispa de la vida"

Año: 2011.
Nacionalidad: España.
Director: Alex de la Iglesia.
Productores: Andrés Vicente Gómez y Ximo Pérez.
Guión: Randy Feldman.
Música: Joan Valent.
Reparto: José Mota (Roberto), Salma Hayek (Luisa), Blanca Portillo (Mercedes), Juan Luis Galiardo (Alcalde), Fernando Tejero (Johnny), Manuel Tallafé (Claudio), Antonio Garrido (Dr. Velasco), Carolina Bang (Pilar Álvarez), Eduardo Casanova (Lorenzo), Nerea Camacho (Bárbara), Joaquín Climent (Javier Gándara), Juanjo Puigcorbé (Álvaro Aguirre), Antonio de la Torre (Kiko Segura), José Manuel Cervino (Presidente) y Santiago Segura (David Solar).
Duración: 95 minutos.

Me inspiraba poca confianza esta nueva película de Alex de la Iglesia; claro, que también la de la trompeta esta última, no sé si os acordáis cuál es, la de los payasos, también me olía mal y luego me gustó (con el revisionado perdió un poco, pero bueno). Sin embargo esta, aunque también me pintaba peor de lo que ha sido, no me ha complacido del mismo modo.
Por cierto que en un principio se estrenaba el 7 de octubre, luego se retrasó al 16 de diciembre y a los dos días se adelantó al 2 de diciembre (desconozco si fue un retraso o una errata) y finalmente se retrasó hasta el día de hoy.

Roberto es un publicista en paro que alcanzó el éxito cuando se le ocurrió el famoso eslogan: "Coca-Cola, la chispa de la vida"; pero de esa época ya no queda nada. Ahora es un tipo desesperado que, intentando recordar los días felices, regresa al hotel donde pasó la luna de miel con su mujer. Sin embargo, en lugar de un hotel, lo que encuentra es un museo levantado en torno al teatro romano de la ciudad. Mientras pasea por las ruinas, sufre un accidente: una barra de hierro se le clava en la cabeza y lo deja completamente paralizado. Si intentara moverse se moriría. Se convierte así en el foco de atención de los medios de comunicación, lo que volverá a cambiar su vida.

Lo primero es que esta es la primera película de Alex de la Iglesia en la que el guión no es suyo. Si bien en "Perdita Durango" el guión original era de Barry Gifford, luego se metió David Trueba, y luego metieron a Alex y a Jorge Guerricaechevarría (creo que iba en ese orden), en esta él sólo ha ejercido de director. No sé si ha sido una película de encargo, o si él quería hacerla ya, pero bueno.
El guión es de Randy Feldman, guionista de "Tango y Cash" (la de Sylvester Stallone y Kurt Russell) y de "El negociador" (la de Eddie Murphy). Randy Feldman cuenta tan sólo con 5 películas como guionista, un telefilm, y un total de 4 capítulos de 2 series diferentes. La historia está interesante, y toca un tema bastante serio en nuestra sociedad, y más aún con la crisis tan maja que tenemos aquí. La crítica a los medios televisivos, y ese ansia de dinero antepuesta a todo es algo que no es nuevo, pero bueno, no deja de ser curioso. No deja de ser curioso, que habiendo esta crítica en esta película, Santiago Segura se rodeara en "Torrente 4" con lo peorcito de la televisión actual, elementos a la que sólo mentaré cuando haga una crítica de dicha película.
Aún así, hay que decir que el final es demasiado SPOILER previsible FIN DEL SPOILER

La dirección de Alex de la Iglesia es bastante buena. El señor ya tiene sus años de experiencia, y no era para menos. La acción se desarrolla sobretodo en el teatro este, pero se lleva bastante bien. Ya son varias las películas que tienen un sólo escenario, así que esto de todos modos tampoco es nuevo, pero bueno, Alex lo hace con bastante dignidad.
La película se comenzó a rodar el 7 de febrero del pasado año, y se completó en siete semanas. Rodada en Cartagena y algunas secuencias en Madrid.
Por cierto que una crítica en FilmAffinity decía algo así como que los créditos eran tan espectaculares como los de "Balada triste de trompeta"; permítanme que yo les diga que los cojones. Son sencillitos: los nombres de los actores aparecen durante una escena, y los del equipo técnico mientras se ven imágenes de figuras de las ruinas. En definitiva, de los más normales que ha hecho este señor.

Un reparto curioso. José Mota y Salma Hayek haciendo de matrimonio. ¿Qué os parece? El señor Mota no está mal -es su primer papel dramático- aunque tampoco me ha terminado de maravillar; en el fondo sobreactúa bastante, y lo digo desde el cariño que tengo a este hombre, que me cae bien. Salma Hayek, qué maravilla de mujer, está muy bien en su papel. Blanca Portillo como la dueña del teatro, estupenda en su papel de cabrona que le da más valor a las simples piedras de sus ruinas que a la vida del personaje de Mota. El bueno de Juan Luis Galiardo también bastante bien como el alcalde, otro cabroncete, que en el fondo Roberto (personaje de Mota) le importa 3 cojones, pero de cara al público hace ver como que si le preocupa su bienestar. Fernando Tejero, me da igual lo que diga la gente, cojonudo; es un gran actor, y punto. El entrañable Manuel Tallafé, pues eso, entrañable, muy bien en su papel de segurata majete (en "El día de la Bestia hacía precísamente el personaje de Guardia Entrañable). Tenemos también a Antonio Garrido, a Carolina Bang (va mejorando), Eduardo Casanova (Fídel el de "Aída") como el hijo gótico de Mota y Hayek, pues ahí anda, bien, aunque con la pluma pues si has visto "Aída", te recuerda a; y también lo digo desde el cariño. Nerea Camacho está muy bien; ya se llevó un Goya por "Camino" (película que por cierto, me produce muy mal rollo y dudo que vea nunca). Andan también Joaquín Climent, el bueno de Juanjo Puigcorbé (haciendo de no tan bueno), el gran Antonio de la Torre, nuestro queridísimo José Manuel Cervino, Santiago Segura como uno de los antiguos compañeros de José Mota, Nacho Vigalondo sale unos 10 segundos en pantalla, el gran (y no sólo de tamaño físico) Javier Botet, Óskar Ramos, y en un cameo la periodista Concha García Campoy, que casualmente esta semana ha abandonado el programa "Las mañanas de La 1" debido a su leucemia. También se decía por ahí que salían Javier Gutiérrez y Guillermo Toledo (menudo gilipollas, por cierto), pero no salen.

La música de Joan Valent, bastante correcta.

Pues eso, curiosa, aunque para nada de lo mejor de Alex de la Iglesia. A ver si la próxima vez que la vea no estoy con uno de mis ya clásicos y brutales resfriados de la pasarela otoño-invierno, y a veces primavera-verano. Tengo la nariz en carne viva, y los ojos casi. Con dolor de garganta desde el sábado, que luego me dio tos y se me pasó al pecho y con trancazo desde el miércoles, que me vino así repentinamente por la tarde mientras yo estaba tan tranquilo sin meterme con nadie. ¿Y por qué cojones vendré con esto para finalizar? No sé, pero ya no lo voy a borrar.

Mi puntuación: 6.

Ficha en IMDb

7 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Yo tengo muchas ganas de verla, aunque donde yo vivo no la han estrenado. Me toca esperar.

En lo referente a que Camino te da mal rollo, estás en lo cierto al 100%. La película es tremendamente triste, deprimente e hija de puta. A mí me quitó el sueño y me dejó hecho polvo.

Charlie dijo...

Luego se quejan de que si hay descargas... cojones, si no se preocupan ni ellos por su cine.

A mi si es triste o deprimente no me molesta, lo que pasa es que "Camino"... la niña feliz de que se va a morir porque así se reunirá con Dios y los padres del Opus Dei... no sé, es todo muy siniestro. Y encima las otras dos películas de Javier Fesser no me gustaron nada.

Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Tengo ganas de verla, sobretodo por comprobar cómo está en este papel José Mota. Saludos.

Lazoworks dijo...

Yo prefiero "ni se te ocurra (dejar de verla)", allí José Mota si que daba pena de verdad...
En fin, que no me gustó nada, amigo Charlie. A mi modo de ver, Alex no ha conseguido llevar a buen puerto esta película. Era una historia que pedía ser más comedido y su estilo exagerado no encaja mucho...

Charlie dijo...

@Marcos Ya te aviso que el bueno de Mota está sobreactuado. Comprendo el intento de Alex de desencasillarle, pero viendo la película lo que ves es a José Mota intentando ponerse serio sin conseguirlo del todo.

@Lazoworks Es que "Ni se te ocurra" era "Ni se te ocurra". Joder, qué asco le tienes a esa película jajaja

Marcial dijo...

"Perdita Durango" fue una imposición de Andrés Vicente Gómez.
Ese guión llevaba rodando una temporada larga en las manos de dicho productor. Se lo ofreció a varios directores antes de obligar a Álex de la Iglesia a rodarla.
Y le obligó por haberle mentido con el asunto de LA LUZ y el día de la bestia, bien es verdad que le dio el capricho de cruzar el charco, pero Perdita Durango fue una imposición.

Marcial dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.