sábado, 28 de abril de 2012

450 euros de multa a una mosso d'esquadra demente, y 1 año de cárcel para la víctima



Y así son las cosas. En abril de 2007 los mossos d'esquadra detuvieron a una chica de 23 años, por hacer ruido en el portal de su casa tras venir de fiesta. Ya en la comisaría, las agentes la abofetearon porque sí, pero sin saber que eran grabadas por una cámara oculta que había sido colocada ahí por varias denuncias que había habido por abusos de autoridad.
Ahora, la sentencia de los jueces dicen que fue una bofetada en toda regla, y que las agentes llevaron a cabo una extralimitación de sus funciones, por ello han dado la "justa" sentencia de 450 euros de multa para la agente que dio la bofetada, se ha absuelto a la otra, y se ha condenado a la detenida a 1 año de cárcel por atentado a la autoridad. Si es que la justicia de este país es como quien tiene una tía en Granada, que ni es tía ni es nada.
A ver cuando dejan de dar la razón a las falsas acusaciones de atentado a la autoridad que se inventan mucha veces algunos gentuza hijos de puta que se meten a policías, porque se aburren y no tienen motivos reales para retener a una persona ahí.
Por suerte no todo el cuerpo de policía está compuesto de mierda, pero vamos, que muchos auténticos delincuentes en potencia con placa hay.