domingo, 23 de septiembre de 2012

"A Roma con amor". El Decamerón, versión actualizada, según Woody Allen

Título original: To Rome with Love.
Año: 2012.
Nacionalidad: Estados Unidos / Italia / España.

Director: Woody Allen.
Productores: Letty Aronson, Stephen Tenenbaum, Giampaolo Letta y Farauk Alatan.
Guión: Woody Allen.

Reparto: Woody Allen (Jerry), Alec Baldwin (John), Roberto Benigni (Leopoldo), Penélope Cruz (Anna), Judy Davis (Phyllis), Jesse Eisenberg (Jack), Greta Gerwig (Sally) y Ellen Page (Monica).
Duración: 102 minutos.


Cuatro historias independientes con un escenario común: la ciudad de Roma. En la primera, un matrimonio americano viaja a Italia para conocer a la familia del prometido de su hija. En la segunda, un italiano es confundido con una estrella de cine. En la tercera, un arquitecto californiano visita Roma con sus amigos, y en la cuarta, unos recién casados se pierden en la capital italiana, a la que han ido a visitar a unos familiares.


Nueva obrita de Woody Allen, que como en las últimas, no es de sus mejores películas, pero no está mal. Porque vamos a ver, el amigo Woody lleva una racha que si sí que si no. Hizo "Match Point", "Scoop" y "El sueño de Cassandra", que a mi me parecen grandes películas, luego hizo "Vicky Cristina Barcelona" que no era de lo mejor suyo, pero estaba bien, tenía ahí a Javier Bardem sin hacer de tipo latino en una película yanki, a Penélope Cruz sobreactuando, escena lésbica de esta última con Scarlett Johansson, pero el problema es que nadie se dio cuenta de que la que ahí estaba buena realmente era Rebecca Hall. Luego vino "Si la cosa funciona", aquella cuyo poster parecía un anuncio de viagra, y en la que Larry David hizo el papel que en otro tiempo habría interpretado Woody; estaba bien esta película. Luego "Conocerás al hombre de tus sueños", la cual estaba bastante entretenida, pero que al terminar a mi me dejo una sensación de "Vale ¿y qué me quieres decir? ¿ya está? ¿esto es todo? Ok.". No sé, tal vez eso de tener que hacer una película cada año desgaste, y a mi esa en concreto, a pesar de que me pareció entretenida, no me terminó de decir nada. Y luego, el año pasado, llegó "Medianoche en París", que a mi me pareció su mejor película, no sé si porque realmente lo es, o porque como dijo alguien (creo que fue Mr. Lombreeze, y si no fue él, si lee esto que me lo corrija), no es que sea su mejor película, sino que las últimas anteriores a esta habían sido demasiado flojas.
En fin, el caso que aquí ha vuelto el judío neoyorkino con una versión actualizada de "El Decamerón", según él mismo dice, la cual está graciosa, no es de nuevo de sus mejores películas, pero coño, está bien.
Titulada originalmente como "Bop Decameron", Woody Allen decidió cambiar el título a "Nero Fiddled" porque habría quizá mucha gente que no entendiese los guiños que la película hacía a aquel libro que Boccaccio escribió mucho antes de que los padres de los padres de los padres de nuestros padres hubiesen sido paridos. Finalmente lo cambió al "A Roma con amor" que es ahora (ya unos cuantos años antes tuvimos ese James Bond "Desde Rusia con amor" y no hace mucho a un John Travolta rapado y al Jonathan Rhys Meyer de "Match Point" en "Desde París con amor"; yo no he visto ninguna).
Pues nada, son varias historias que ocurren en la Italia de nuestros días. Por un lado un matrimonio yanki (Woody Allen y Judy Davis), que van a conocer al prometido italiano de su hija, y a sus respectivos padres. Woody Allen interpeta a un jubilado antiguo trabajador de una discográfica.
Otra historia, es la de un arquitecto también yanki (Alec Baldwin), que está de vacaciones en Italia, y de pronto se encuentra con otro joven yanki (Jesse Eisenberg) que vive en Italia, que conoce su labor arquitectónica (se hacen comparaciones al Gary Cooper de "El manantial"). Baldwin quiere visitar el barrio en el que vivió durante un tiempo en Italia, pero no sabe llegar, y Eisenberg le lleva. Le lleva también a su casa a conocer a su novia (Greta Gerwig). Pronto llegará una actriz, que es la mejor amiga de la novia, y que por lo visto está buena que te cagas (Ellen Page), y que a Eisenberg le gustaría tomarse el derecho de pernada con ella. Baldwin a partir de entonces pasa a ser no un personaje real, sino una especie de paranoia mental del personaje de Eisenberg. No sé.
Roberto Benigni es un trabajador de oficina como tantos otros, que un buen día comienza a ser acosado por una multitud de periodistas, y a convertirse en un ídolo de masas.
Por último, un recién estrenado matrimonio (Alessandro Tiberi y Alessandra Mastronardi), pretende pasar el día en Italia con la familia de él. Por una serie de cosas, la mujer que había ido a la peluquería se pierde por la ciudad, y una prostituta italiana (Penélope Cruz) se equivoca de habitación. El lío está servido.



Pues nada, Woody Allen vuelve a funcionar correctamente en la dirección. Pues muy a su estilo. Los actores también dan la talla, hasta Penélope Cruz está bien. Woody Allen y Roberto Benigni en su estilo gracioso, lo consiguen. Me ha gustado Alessandra Mastronardi. Alec Baldwin está de nuevo doblado por Salvador Vidal, ya no con la grave y varonil voz de siempre, claro, pero sigue siendo la voz.


Y nada, pues esto es la cosa. En el último mes también fui a ver "Los mercenarios 2", bastante mejor que "Los mercenarios", donde Dolph Lundgren demostraba lo grande que es (amén de un parecido con otro ídolo de la locura, Klaus Kinski), a pesar de que los flipaos todavía prefieran a Chuck Norris, sin haber visto ni una sóla película suya; y también vi "Ted", con ese entrañable oso fiestero y borrachín, la cual también me hizo bastante gracia.

Mi puntuación: 7.

Ficha en IMDb

2 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

¡¡¡Yo sí que me di cuenta de que la mejor de Vicky Cristina BCN era Rebecca Hall!!!. Coincido plenamente. Y la pobre no salía ni en el póster. Te juro que me indigné, one more time, por lo injusto que puede seguir siendo el rollo del star system. Vergonzoso.
Sí, yo dije algo parecido sobre Midnight in Paris.
Coñe, pues "Desde París con Amor" es una película muy divertida, muy gamberra y muy violenta.
No tengo muchas ganas de ver esta nueva de Allen, pero.., ya sabes, acabará cayend

Charlie dijo...

Jajajajaja, bien bien en lo de Rebecca Hall, eres un hombre sabio. Pues sí, una vergüenza eso mismo, además teniendo en cuenta que era su personaje uno de los dos que daba título a la película.

Pues a ver si veo la del Travolta calvo, pinta como mínimo graciosa.

Si ves la nueva de Allen, pues ya dirás a ver qué tal.